Bienestar Espiritual

¡NOS ACERCAMOS A LA NAVIDAD!

El Arbolito de Navidad está lleno de luces y de regalos. El Nacimiento de Cristo está narrando por sí solo LA GRAN HAZAÑA DE LA ENCARNACIÓN CONVERTIDA EN CELESTIAL REGALO.

¡Los Magos del Oriente ya han arribado a Belén! ¡Ya abrieron sus cofres y le están ofreciendo al NIÑO DIOS incienso para EL GRAN SACRIFICIO que este recién nacido hará a la humanidad! ¡Sacan de sus maletas EL ORO, porque están convencidos de que ese NIÑO ES REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES! ¡También le ofrecen MIRRA, porque la fuerza invisible del poder divino que los ha traído de lejanas tierras les revela que DIOS SE HA HECHO HOMBRE y que en esa carne tierna se oculta LA PRESENCIA DEL AMOR DE LOS AMORES que ha venido a pagar el rescate a fin de liberar a nuestra humanidad de la tiranía del demonio!

¡Su Madre no puede creer todo lo que a sus ojos está apareciendo y postrada de hinojos le adora y ve en ese niño indefenso a Su Hijo y Su Dios! ¡Más allá aun poco alejado del pesebre, vemos a San José, quien pensativo y dubitativo es aconsejado por ese anciano, con apariencia de sabiduría y bondad, pero que es el mismo demonio, disfrazado de ángel de luz quien le siembra en su mente LA DUDA y le roba la fe! ¡Es justo en este momento en que piensa REPUDIAR EN SECRETO A LA VIRGEN! Un ángel le revela en sueños que NO LO HAGA, porque ese Niño no ha venido por intervención humana, sino que el mismo Espíritu Santo es quien ha llevado a cabo LA ENCARNACIÓN DE DIOS, para que el Invisible Dios tome forma humana y se haga accesible a todos nosotros con Su Mensaje Salvador.

Los Ángeles convocan a los pastores para que contemplen este MISTERIO EXTRAÑO Y MARAVILLOSO, donde la Cueva se transforma en Cielo; la misma Virgen María es EL TRONO DE LOS QUERUBINES; y el Pesebre EL MÁS HONORABLE DE LOS LUGARES, donde Cristo Dios está recostado y amerita una profunda adoración de toda la creación, acompañada por el HIMNO DE ALABANZA ANGELICAL MÁS SUBLIME Y EXCELSA. 

¡LA NAVIDAD ES DON DIVINO PARA LA HUMANIDAD! ¿Qué le podemos ofrecer en esta Navidad en gratitud a ese DIVINO REGALO del Dios y hombre que vino a salvarnos?

¡Vengan todos a adorar a quien ha convertido el pesebre en EL TRONO DE LA DIVINIDAD! ¡Vengan todos a adorar a aquel que no pueden contener ni los mismos cielos, pero fue contenido en el vientre de la Virgen y ahora la Cueva se transforma en EL PALACIO DEL REY DEL UNIVERSO!

¡Vengan todos a adorar a quien esconde en su humanidad al mismo Dios Omnipotente, Misericordioso y Único Amante de  nuestra humanidad!

P. Cosme Andrade Sánchez+

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.