Quintana Roo

Alto Comisionado de la ONU sale en defensa de la Comisión de Derechos Humanos de Quintana Roo ante ataques del Congreso local

16 de diciembre/ Cancún, Q. Roo.-

La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH), salió en defensa de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Quintana Roo (CEDHQROO), ante los cuestionamientos, presiones y últimatum del Congreso estatal, al presidente local del organismo, Marco Tóh Euán, su personal y su Consejo Consultivo, a raíz de las medidas cautelares que emitió para la protección de las colectivas feministas que tomaron el recinto legislativo.

A la postura de ONU-DH se sumaron la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Federación Mexicana de Ombudspersons (FMOPDH), que exigieron pleno respeto a la autonomía de la Comisión estatal.

“Los intentos, públicos y privados, de amedrentar o socavar la actuación de defensa de los derechos humanos hacia la Comisión de los Derechos Humanos de Quintana Roo deben cesar de manera inmediata”, advirtieron los organismos antes citados, al subrayar que el sistema no jurisdiccional de protección de derechos humanos en México está previsto constitucionalmente para fungir como un contrapeso de los actos desproporcionados ejercidos por las autoridades en contra de las personas.

Mediante un posicionamiento público, advirtieron que generar condiciones adversas para el ejercicio de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, o bien, dirigir ataques directos en contra de su actuación, “lanza un mensaje permisivo que expone incluso a las personas que conforman estas instituciones y compromete tanto su integridad personal como la gobernanza guiada por los principios de derechos humanos en un país democrático”.

Hace una semana, diputadas y diputados locales se lanzaron en contra Tóh Euán, a quien reprocharon la posición del Consejo Consultivo a favor del derecho a decidir de las mujeres; el que su personal portara pañuelos verdes que simbolizan ese reclamo; que tuviera una postura “parcializada” respecto a la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación o que hubiese emitido medidas cautelares a favor de las colectivas feministas, que interpretaron como un “salvoconducto” para tomar el Congreso.

Como parte del maltrato, a Tóh Euán le impidieron rendir el informe que llevaba, a propósito de la comparecencia a la que fue citado por la Comisión de Derechos Humanos del Legislativo; hubo diputados que le pidieron “hablarles al chile”, haciéndole ver, literalmente, que las y los legisladores estaban “encabronados” por las medidas cautelares emitidas e incluso lo amenazaron con destituirlo, intención que prevalece y que podría concretarse entre enero y febrero del 2021.

“La FMOPDH, la CNDH y la ONU-DH recuerdan la importancia de las medidas precautorias o cautelares como instrumentos para evitar la consumación o agravamiento de las violaciones de derechos humanos.

“La solicitud de estas medidas por parte de los organismos públicos de derechos humanos debe ser recibida por las autoridades como un aporte para la identificación de situaciones de riesgo para la plena vigencia de los derechos humanos”, aclararon los organismos garantes de los Derechos Humanos.

En su escrito, la FMOPDH, la CNDH y la ONU-DH llamaron a las autoridades del estado a pronunciarse públicamente en defensa de la autonomía de la institución y de su acción de protección de los derechos humanos, en concordancia con los Principios de París, relativos al estatuto y funcionamiento de las instituciones nacionales de protección y promoción de los derechos humanos.

La autonomía de los organismos públicos de Derechos Humanos está garantizada en el artículo 102 de la Constitución mexicana y en el artículo 94 de la Constitución de Quintana Roo.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.