EntérateMundo

Asesinato en Irán podría ser gran detonante de hostilidades

En vísperas del asesinato del científico nuclear Mohsen Fakhrizadeh, considerado el padre del programa nuclear iraní, el despliegue de buques de guerra estadounidenses y cazas F-16 a la región del Oriente Medio podría indicar una “disposición para hostilidades a gran escala”.

Con estas palabras, el político hace referencia a las recientes noticias sobre el envío del portaviones estadounidense USS Nimitz a aguas del golfo Pérsico y al traslado de un escuadrón de cazas F-16 de la Fuerza Aérea de EE.UU. desde Alemania a los Emiratos Árabes Unidos. Esa es la opinión expresada en su página de Facebook por el presidente del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo de Rusia, Konstantín Kosachov.

“Todos estos preparativos indican una disposición para hostilidades a gran escala que requieren un detonante, lo que bien podría ser la muerte del ingeniero nuclear iraní”, escribió Kosachov, quien calificó el atentado contra Fakhrizadeh de “juegos peligrosos” con “consecuencias impredecibles”.

“Quienquiera que haya estado detrás de este asesinato, [lo sucedido] ciertamente se puede caracterizar como un ataque terrorista destinado a desestabilizar la situación en la región, además de provocar una dura reacción de Irán”, dijo el diplomático ruso

En este sentido, recordó el llamamiento “civilizado” del canciller Mohamad Yavad Zarif a la comunidad internacional, y en especial a la Unión Europea, para que condene este “acto terrorista”.

Los atacantes detonaron un vehículo con explosivos para bloquear la vía antes de abrir fuego contra el coche en el que viajaba el especialista. Este viernes, Mohsen Fakhrizadeh, un prominente científico del sector nuclear iraní, fue asesinado a balazos cerca de Teherán.

Fakhrizadeh fue trasladado de urgencia en helicóptero hasta un hospital, donde murió a causa de la gravedad de sus heridas. Teherán calificó lo ocurrido de atentado terrorista y levantó sospechas sobre la participación de Tel Aviv y Washington en el ataque.

Los medios estadounidenses informaron, citando a un alto funcionario de Defensa, que el Pentágono está trasladando a la región del golfo Pérsico al portaviones USS Nimitz y otros buques militares.

La fuente aseguró que Washington tomó esta decisión antes de que se conociera el asesinato de Fakhrizadeh, aunque reconoció que el despliegue sí que supone un mensaje de disuasión hacia Irán.

La medida tiene como fin brindar apoyo de combate y cobertura aérea a la retirada de las tropas estadounidenses de Irak y Afganistán prevista hasta el 15 de enero, explicó.

El desarrollo posterior de los acontecimientos enfatizó Kosachov depende principalmente de la objetividad de la investigación criminal iraní, la respuesta de las autoridades persas y de la postura de la comunidad internacional. 

Con información de RT

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.