EntérateQuintana Roo

Prácticamente descartado que Quintana Roo cambie Semáforo Epidemiológico a verde para diciembre: Sedetur

19 de noviembre/ Cancún, Q. Roo.- La titular de la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), prácticamente descartó que Quintana Roo pueda cambiar de amarillo a verde, el color en el Semáforo Epidemiológico Regional para la temporada vacacional de diciembre y subrayó que la entidad debe ser sumamente cuidadosa en mantener las medidas de seguridad e higiene para evitar, incluso, retroceder a naranja o rojo.

“No estoy segura de que podamos llegar al Semáforo Verde en diciembre; creo que tenemos que continuar trabajando con las medidas que tenemos, no nos han confirmado que vaya a haber un cambio, pero sí tenemos reservaciones por encima del 70 por ciento, por lo que tendremos que tomar decisiones sobre cómo se distribuyen”.

La funcionaria subrayó que Quintana Roo debe prolongar una “burbuja” que le genere seguridad a las y los viajeros, por lo cual no es posible rebasar los aforos y limites asignados para cada color, porque la economía solo podrá garantizarse si la salud es procurada.

Una noticia relevante es que el Caribe Mexicano es el más buscado en internet para vacacionar, incluso más que el año pasado, resaltó, durante la comparecencia ciudadana que rindió como parte del ejercicio “Glosando…ando”, organizado por el Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción.

La intención de esta aproximación con la ciudadanía es informar sobre el gasto hecho por dependencias gubernamentales y ayuntamientos, para atender la crisis generada por el coronavirus COVID-19.

En esta materia, la funcionaria destacó que el monto solicitado por la Sedetur fue de cinco millones 046 mil 517 pesos, pero se ejercieron cuatro millones 877 mil pesos. Además de 4 millones 817 mil, para hospedaje y 69 mil 600 pesos en transporte.

El mayor gasto hecho por su secretaria tuvo que ver, no con la reactivación económica, pero sí con la contención para el manejo de turistas, en dos momentos.

Uno, cuando debían asistir a las y los vacacionistas para poder regresar a sus países de origen; y otro, cuando quedaron varados en Quintana Roo, luego de que sus gobiernos cerraron fronteras e impidieron la entrada y salida de vuelos internacionales, lo que supuso alojarlos, darles alimentación, transportación y luego coadyuvar en los vuelos humanitarios.

“Negociamos vuelos humanitarios, salvoconductos; teníamos que provocar el éxodo de 323 mil turistas, ya sabíamos que iban a cerrar sus fronteras y que ni siquiera los vuelos comerciales iban a poder operar, entonces tuvimos que actuar muy rápido”, dijo.

Explicó que la gestión de los turistas que quedaron varados aquí, se convirtió en “un problema” que se tuvo que atender.

“Ya no había manera para los que ya no iban a poder salir o iban a tener que esperar una o dos semanas para vuelos humanitarios; tuvimos que proveer hostales, hospedajes gratuitos para ellos con un costo absorbido por la Secretaría de Turismo”, comentó.

Los montos a detalle se encuentran -dijo- en el primer reporte subido al Micrositio COVID-19, con los números Sedetur 20-21-22-23-24 y 25, correspondientes al gasto por hospedaje del 22 de marzo al 31 de mayo; del 18 de marzo al 31 de mayo; del 22 marzo al 31 de mayo; del 23 de marzo al 31 de mayo; del seis de abril al 31 de mayo y del 20 de marzo, al 31 de mayo, información también disponible en la propia página de la dependencia.

Los protocolos

El cuarto contrato se refiere al gasto por hospedaje y abarca del 1 de junio al 30 de junio, referente a pasajeros sudamericanos que aún se encontraban en hostales.

Las acciones de la Sedetur incluyeron la activación del Programa de Atención al Turista, el apoyo a consulados y embajadas para la salida de turistas, la habilitación de líneas telefónicas gratuitas para 12 naciones y el costeo de hospedaje de bajo costo y gratuito en Cancún y la Riviera Maya.

Además, el diseño de estrategias como Reactivemos Quintana Roo, el Protocolo para la reapertura del sector turístico, la Certificación en Protección y Prevención Sanitaria -que registra siete mil 038 empresas registradas- y un programa de promoción turística, con una campaña denominada “Lo Mejor de Dos Mundos”.

En conjunto, las acciones emprendidas han traído de vuelta a un millón 500 mil turistas de pernocta -sin un solo contagio de turistas- de junio a la fecha y ha logrado la recuperación de más de 300 mil empleos.

El sector de grupos y convenciones se reactivó a partir del 8 de septiembre con el 30 por ciento de operación permitida en áreas cerradas y 50, en áreas abiertas. Solo los eventos sociales no se han reanudado y el segmento de bodas se mantiene restringido a solo 50 asistentes.

Vanegas Pérez detalló la forma en que los protocolos se aplican, no sólo a establecimientos, sino a turistas y al personal de la industria turística.

Impacto regional por desplome turístico

Destacó que el Protocolo para Destinos de Cruceros elaborado por la Sedetur, se tomó para aplicarse a nivel nacional y en todos los destinos de cruceros del Caribe; dicho protocolo es distinto al desarrollado por las navieras, para su propia operación, aclaró.

En ese tema, indicó que, al no haberse reanudado el segmento de cruceros -lo cual sucederá hasta el primer trimestre del 2021- el impacto regional de la pandemia ha sido “altísimo” para localidades como Mahahual, incluso más que para Cozumel que, aunque también vive de los cruceros, recibe turistas vía aérea, mientras que Mahahual carece de aeropuerto.

La caída del segmento de cruceros también se verá reflejada en la cifra final de turistas que visitó este año el Caribe Mexicano

Al cierre de septiembre los números preliminares arrojan un 57 por ciento menos de turistas que en ese mismo periodo del año pasado. La afectación acumulada será de 32 a 34 por ciento, cerrando el año con 9.7 o 10 millones de turistas de pernocta hotelera, contra los 15 millones del 2019.

Recordó que a partir del 18 de marzo la cifra de operaciones aéreas disminuyó drásticamente, hasta en un 97 por ciento.

“Ese día teníamos 323 mil turistas en el territorio y un 82 por ciento de ocupación. Veníamos del primer mes, enero y febrero, se perfilaba como el primer trimestre como el mejor de la década.

“Veníamos saliendo de un ciclo de nueve años en el que tuvimos un valle muy interesante a nivel mundial y veníamos saliendo de ese ciclo, justo subiendo la montaña; nuestro primer año espectacular iba a ser 2020 y se perfilaba como el mejor de la década”, expuso.

La pérdida de vacacionistas se tradujo en la pérdida de empleos, 110 mil en total, de acuerdo a lo declarado hoy por el gobernador del estado, Carlos Joaquín González.

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.