Yucatán

Movilidad urbana para Mérida y su infraestructura de ciclopistas

En días recientes se presentó por parte del Gobierno del Estado el Plan de Infraestructura de Ciclopistas para Mérida con 71.7 km que, al integrarse a la red actual, representarán 130 km que se articulan en la Zona Metropolitana. El tema de la movilidad urbana es uno de los aspectos más complejos para abordar en una ciudad, toda vez que hoy en día se requiere lograr la intermodalidad, es decir, que las personas puedan segmentar sus recorridos en diferentes tipos de transporte, de tal manera que una parte del recorrido pueda ser caminando o en bicicleta, para luego tomar un camión y poder llegar a sus destinos.

Para el caso de la ciudad de Mérida, el tema de las ciclopistas ha estado presente desde hace algunos años, como parte de una necesidad para complementar alternativas de movilidad, y la actual propuesta de infraestructura representa un gran avance para un eficiente uso de las
calles, pero sobre todo para garantizar la seguridad de los ciclistas.
De tal manera que la integración de estas cicloplistas a la red vial de la ciudad de Mérida representa un primer paso para respetar el espacio que les corresponde exclusivamente a los ciclistas, así como lo mismo les aplica a los peatones. De igual manera, será interesante monitorear el comportamiento de los usuarios de estas infraestructuras y la posibilidad de que se puedan articular con el sistema de transporte público, a través de paraderos estratégicos con estacionamientos para las bicicletas.

También es importante destacar, que habría que establecer una campaña de comunicación social y de cultura ciudadana, para respetar a los peatones y ciclistas. Y paradójicamente esto sucede, cuando los usuarios de la calle son reconocidos por la autoridad, al darles los espacios para sus desplazamientos. De esta manera, el diseño de las aceras, las ciclopistas, los cruces peatonales y los paraderos, representan los elementos fundamentales para ser articulados en el espacio público.

En virtud de lo anterior, la infraestructura de ciclopistas es un gran avance para el reconocimiento de la movilidad no motorizada y que, como consecuencia, debe de comprenderse como parte de las estrategias del Plan Integral de Movilidad Sustentable PIMUS, para garantizar, primero que nada, la seguridad de los ciclistas, así como promover el uso de la bicicleta, toda vez que ahora por la circunstancia que nos toca vivir, se ha demostrado en muchas otras ciudades del mundo, que es la mejor manera para desplazarse.

Por: Dra. en Arq. Yolanda Fernández Martínez
Directora de Habitar y más

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.