Bienestar Espiritual

Microhomilía

Hoy es el Domingo Mundial de las Misiones. En este mundo cerrado que nos atrapa en sus sombras (#FratelliTutti Cap. 1), urge ser misioneros, hombres y mujeres que con un corazón abierto han sido llamados y enviados a abrir el mundo y los corazones, a lograr que nada quede cerrado. Somos llamados a esta misión, aquí y hoy. Para ser buenos misioneros hay que creer con el corazón y declarar con la boca, ser gente mensajera de buenas noticias.

El Evangelio nos presenta rasgos del modo de ser de Jesús, ser como Él es una llamada y un requisito para ser misión. Como Jesús hay que ser sinceros, hablar siempre con la verdad, que nada nos arredre, es decir, nada nos “eche para atrás” ni nos intimide; que no andemos buscando “el favor de nadie”.

En síntesis que ante la tentación de la insidia y la hipocrecia, seamos valientes y verdaderos. Pero ser así no se logra sólo con voluntad, sino reconociéndonos escogidos y enviados a SER buena noticia que anuncia con alegría y fe la grandeza del Señor. El envío comienza ya, la misión está en casa y la comunidad, en el trabajo y en la escuela virtual. ¿Aceptas la misión?


#Domund2020
Rv P. Hernán Quezada sJ

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.