EntérateMéxico

Pemex busca eliminar 65 filiales, pero aparato fiscal y legal lo impide

El director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero, revela que ya han logrado desaparecer la mitad, porque “actuaban de manera discrecional o a modo, de acuerdo con las instrucciones de los altos mandos”

CIUDAD DEL CARMEN, Cam. 16 de octubre del 2020.- El director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, informó que en esta administración se trabaja para desaparecer las 65 empresas filiales que tenía Pemex, porque “actuaban de manera discrecional o a modo, de acuerdo con las instrucciones de los altos mandos”.

“En esta administración se trabaja para desaparecer a cerca de 65 empresas con estas características, no obstante, sólo se ha logrado eliminar la mitad, porque hay todo un aparato fiscal y legal que no lo permiten”, puntualizó.

Entre las empresas filiales que ha estado desapareciendo, a través de la liquidación o fusión con otras, están 10 de las del Grupo PMI, que era el brazo comercializador de Pemex a nivel internacional.

Sobre el caso Odebrecht, Romero Oropeza manifestó que los contratos con las empresas privadas Brasken-Idesa tienen clausulas desfavorables para Pemex, por lo que desde el año pasado se dejaron de pagar las multas y se surte el 70 por ciento de su necesidad.

Añadió que si bien es cierto a estas compañías, “legalmente les asiste la ley; la razón, la ética y la moral no lo hacen”.

En este sentido, refirió que ahora se está en una etapa de acercamiento con las empresas para finiquitar los contratos y regular los mecanismos para que se continúe con el abastecimiento del etanol.

Por lo que concierne a las limitaciones que enfrenta Pemex por la falta de modificaciones a la reforma energética, el directivo de Pemex dijo que son bastantes, pues se crearon órganos reguladores que estaban diseñados para atarlos de manos y permitir que la competencia ganará mercado.

Octavio Romero aceptó que hay un problema de precios en el mercado internacional de combustóleo y manifestó la importancia de no producir más.

Indicó que la nueva refinería de Dos Bocas irá “reconfigurada de origen” para tratar crudo pesado y su proceso termina en la producción de coque como último subproducto.

Agregó que debe eliminarse su producción a corto plazo e impulsar la rehabilitación de las refinerías para transitar a energías renovables.

El director general de Petróleos Mexicanos reconoció también que derivado de la crisis sanitaria, cayeron las ventas de la empresa y aunque en estos meses han ido incrementándose, no se han logrado las cifras del año anterior, por lo que los proyectos de esta administración se lograrán con la participación privada; la idea es reconfigurar las refinerías y dar valor agregado al crudo.

Afirmó que se busca que las refinerías sean eficientes para mejorar los márgenes de ganancias y de refinación, a pesar de la contingencia que se vive a nivel internacional.

Respecto a la reestructuración de la deuda de Pemex, reveló que no se tenía el dinero para pagar las amortizaciones y si no se hubiera caído en incumplimiento.

Sobre la recomendación de solamente invertir en campos rentables, hay un procedimiento para que todos los proyectos con determinado monto pasen por comités.

Dio a conocer que se contempla para estos dos años, el pasado y este, la rehabilitación de 52 plantas de refinación, el presupuesto que está considerado es del orden de 25 mil millones, 12 mil 500 para cada año.

Asimismo, indicó que la empresa tiene el compromiso con el medio ambiente, por lo que el “fracking” no está considerado en esta administración debido a las razones ecológicas que existen y aseguró que habrá un crecimiento en la generación de gas natural.

Indicó que Dos Bocas es la única opción para la autosuficiencia en combustibles, porque las otras refinerías no son suficientes.

Precisó que su costo es de ocho mil 918 millones de dólares y hay avance de 933 millones; refirió que las empresas extranjeras involucradas se relacionan y asocian con las mexicanas en este proyecto.

Mencionó, asimismo, que las refinerías de Cadereyta, Madero, Minatitlán, Salamanca, Tula y Salina Cruz reciben una rehabilitación desde hace dos años para obtener mejores procesos de crudo, combustibles, gasolina, diésel y turbosina con un menor grado de contaminación.

¿Te gustó esta nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.