EntérateQuintana Roo

Fonatur expone intervención “indebida” e “irregular” de Aguakán en la zona hotelera de Cancún

● Garantiza reparaciones para atender demandas de habitantes de la zona turística
● Advierte que se vienen “tiempos complicados” en la relación con la concesionaria
● Concesionaria cobra por el servicio que brinda Fonatur


01 de octubre/ Cancún, Q. Roo.- El rebosamiento de aguas negras en la primera etapa de la Zona Hotelera de Cancún y el reclamo de habitantes de condominios ahí afincados, destapó una serie de probables irregularidades que involucran a la concesionaria Aguakán que, indebidamente, cobra a hoteles y residentes por el servicio de agua, “sin invertir un peso” y sin reparar las fallas bajo los estándares de calidad exigidos por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), aclaró hoy dicha institución.

Al asegurar que la Dirección de Obras, a nivel central, trabaja en el diseño del proyecto de intervención de la zona afectada -que abarca no sólo una tubería, sino un tramo de 1.5 kilómetros- el director general del Fondo, Rogelio Jiménez Pons, afirmó que llegó el momento de aclarar una serie de situaciones que han sido ocultadas durante varias administraciones de gobierno, tanto a nivel local, como federal.

De entrada, recordó que la zona turística forma parte del Centro Integralmente Planeado (CIP-Cancún), financiado por el gobierno federal y que es el Fonatur el que cuenta con la tutela para dar mantenimiento a la zona turística, lo cual ha seguido sucediendo -a fondo perdido- para apoyar la operación y calidad del principal centro turístico de México.

Sin embargo, dijo que, a partir de 1993, cuando el ayuntamiento de Benito Juárez y el gobierno de Quintana Roo concesionaron el servicio de agua potable a la empresa Aguakán y a invertir en infraestructura hidráulica, se determinó que en la zona hotelera debía convenir decisiones y acciones con el Fonatur.

“Aguakán no ha invertido ni un peso en la zona hotelera, y se niega a realizar las obras conforme a los estándares de calidad que exige el Fonatur y hace uso de la infraestructura federal que se construyó y que nosotros mantenemos.

“Aguakán cobra a los hoteles, pero ha incumplido tanto con el estado, las condiciones de su concesión, como con Fonatur, el convenio para operar en la zona. Nosotros vamos a empezar a rehabilitar la infraestructura que Aguakán no ha mantenido”, garantizó el funcionario, en entrevista.

“Vienen tiempos complicados entre Fonatur y Aguakán”: Varela

Para profundizar sobre el tema legal, el director jurídico del Fonatur, Alejandro Varela, explicó que “indebidamente”, el estado y el ayuntamiento dieron entrada a la concesionaria a la Zona Hotelera, desde 1993, cuando el polígono es potestad del gobierno federal, no del municipio.

Bajo esa concesión -ahondó- Aguakán cobra a hoteleros, condóminos y residentes de la zona turística, por el servicio de agua potable y alcantarillado, pero el mantenimiento, operación de plantas de saneamiento y reparaciones, van a costo del Fonatur.

“En 2017, alguien se dio cuenta de esa irregularidad en el municipio y firmaron un convenio, indebido e irregular, en el que Aguakán decide pagar al Fonatur, sólo el 19 por ciento de lo que reciba por el cobro a los hoteles y demás usuarios de la zona turística, pese a que ellos mismos reconocen que el mantenimiento lo pone Fonatur.

“Cuando llegamos nosotros, con el cambio de gobierno, solicitamos a Aguakán el reporte de cuánto reciben por esos cobros, para saber si el 19 por ciento corresponde a lo que nos están entregando y recibimos como respuesta que no, que no tienen por qué rendirnos cuentas, ni coordinarse con Fonatur. O sea, nosotros financiamos el mantenimiento, ellos no ponen un peso, pero sí cobran y no rinden cuentas… ¿quién no quisiera un negocio así?”, expresó.

El funcionario federal indicó que, en torno a la demanda de las y los ciudadanos, para reparar el rebosamiento de aguas negras que les afecta, solicitaron la intervención de Aguakán, pero bajo los estándares de calidad del Fonatur “no como las reparaciones que ellos hacen, que dejan el hoyo y tapan con una palmera”.

La concesionaria se negó nuevamente, dijo. Varela manifestó que la alcaldesa, “Mara” Lezama ya notificó a la empresa, que debe ceñirse a lo establecido por el Fonatur y coordinarse con la institución, pero no ha habido respuesta.

“Creo que vienen tiempos complicados en la relación entre Aguakán y el Fonatur. Alguien les permitió el negocio perfecto, pero nosotros no vamos a seguir permitiendo estás irregularidades y se va a empezar a poner orden aquí. Hemos estado detectando varias cosas y no es secreto que varias administraciones municipales prefirieron voltear hacia otro lado”, sostuvo..

Varela mencionó un supuesto adeudo de la concesionaria con el gobierno estatal, del orden de los 3 mil millones de pesos.

El abogado se dirigió a las y los residentes de la zona hotelera que hoy se manifestaron afuera de las instalaciones del Fonatur y aclaró que no había nadie que les recibiera porque el grueso del personal se encontraba en recorridos de trabajo con el director general.

“Queremos decirles que ya estamos trabajando en ello. Se está diseñando el proyecto de intervención, pero no es tan sencillo, porque no es una tubería… es un tramo de kilómetro y medio que nos está colapsando”, expuso, al reiterar que la infraestructura en la zona turística está rebasada.

“De ahí el planteamiento del director general. No es que estemos en contra del desarrollo. Es que la zona hotelera de Cancún, ya no aguanta más. No puede seguir creciendo con altas densidades y menos en la tercera etapa, que se diseñó para tener una densidad baja”, concluyó.

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.