EntérateQuintana Roo

Caída en recaudación e ingresos y reducción presupuestal para 2021 obliga a Quintana Roo a diseñar un Plan de Austeridad

25 de septiembre/ Cancún, Q. Roo.- Al exponer la evaluación sobre el panorama presupuestal actual y el previsto para el 2021, cuando enfrentará la reducción en participaciones federales y la desaparición de recursos para seguridad y del Fondo Metropolitano, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González y la secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan) Johanet Torres, presentaron un adelanto del Plan de Austeridad diseñado para equilibrar las finanzas del estado.

En conferencia de prensa, la funcionaria explicó que al analizar el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para Quintana Roo, se propone incrementar el 6.5 por ciento de los recursos federales que recibirá la entidad en 2021, lo que equivale a dos mil 711 millones de pesos más, respecto al 2020.

De este modo, lo que invertirá la federación en el estado, ya sea con recursos entregados al gobierno y municipios o los que ejerza directamente en el territorio, pasarán de 41 mil 942 millones de pesos a 44 mil 653 millones de pesos, según la propuesta aún a discusión.

El dato es positivo, pero tiene sus bemoles a nivel local. El gobernador y la secretaria de Finanzas explicaron que el grueso de los 44 mil 653 millones, será ejercido por el gobierno federal a través de recursos que incrementan, pero en lo que respecta a los recursos que entregará a la administración estatal, los montos disminuyen.

Por ejemplo, en materia de participaciones federales -el dinero que se entrega al estado- hay una reducción del 9.3 por ciento, es decir mil 308 millones de pesos menos. En 2020 el monto fue de 14 mil 041 millones de pesos y ahora caería a 12 mil 733 millones de pesos para el 2021.

Ese monto coloca al estado en la posición 22, a nivel nacional. El Estado de México será el que más obtenga y Colima, el que menos. A nivel pér cápita, sitúa a Quintana Roo en la posición 15 en el país.

“En las participaciones proyectadas para 2021, respecto a 2020, todos los rubros de participaciones como el Fondo de Compensación del Impuesto sobre Automóviles Nuevos, el Fondo de Fomento Municipal, el Fondo General de Participaciones y otros, presentan una disminución del 9.3 por ciento”, dijo Torres.

En contraste, en el Ramo 33 -de aportaciones federales a entidades federativas y municipios- el estado recibirá 11 mil 182 millones de pesos, lo que sugiere un 2.4 por ciento de incremento, es decir 257 millones de pesos más que en 2020, cuando el monto fue de 10 mil 925 millones de pesos.

Otros fondos que crecerían son el de Servicios Personales para Educación, con 364 millones de pesos; y el FASA, 40 millones de pesos; el resto presenta una disminución del 2.2 por ciento al 6.6 por ciento.

Presupuesto estatal y Plan de Austeridad

Con base en esos números, la administración joaquinista diseña su propio presupuesto para el 2021, con preocupación por las pérdidas y ajustes hechos en el presente ejercicio fiscal, admitió la funcionaria, que indicó que el gobierno espera cerrar el año con un déficit de mil 600 millones de pesos en recaudación, con una disminución en todos sus ingresos de un 2.5 por ciento global, debido a la pandemia por coronavirus COVID-19.

Para el proyecto de presupuesto 2021, se propone una suma de 34 mil 315 millones de pesos, cifra menor a la de 2020 -35 mil 193 millones de pesos- y un 5 por ciento más elevada que la de 2019, que ascendió a 32 mil 783 millones de pesos. En 2018 el presupuesto fue de 31 mil 388 millones de pesos.

También se replicarán algunas acciones para ahorrar recursos en este año, como parte de un Plan de Austeridad aplicable en 2021.

Entre ellos, Torres Gómez enlistó una reducción en el rubro de servicios personales de hasta un 20 por ciento y de un 10 por ciento en gasto de agua y luz; un 15 por ciento menos en arrendamiento de equipo de trabajo mobiliario, tecnologías de la información y renta de edificios de gobierno.

Otro 15 por ciento menos en gastos de difusión, de orden social y cultural; y servicios generales; en gastos como papelería, consumibles de oficina, materiales de construcción, vestuarios, combustibles, servicios profesionales y técnicos; de comunicación social, traslado y viáticos y de servicios oficiales de reparación y mantenimiento.

“Se trata de un Plan de Austeridad de acuerdo con el panorama financiero y conforme a los índices económicos”, dijo el mandatario estatal, quien no descartó que se defina una reducción adicional.

Al respecto, la secretaría de Finanzas descartó que se pretenda despedir a empleados de gobierno, pero dijo que, en todo caso, “sería el último recurso”. Tampoco se contempla reestructurar la deuda del estado.

La funcionaria añadió que para la construcción del Proyecto de Presupuesto, la inversión destinada al sector salud en 2020, será la base para el 2021, para continuar enfrentando la contingencia sanitaria.

Nuevo pacto fiscal

Joaquín González habló de la reunión que sostuvo con el titular de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), Arturo Herrera, el 22 de septiembre pasado, en la cual le hizo diversos planteamientos.

Uno de ellos fue que si bien hay un incremento del 40 por ciento en los ingresos no tributarios -como se conoce a aquellos que se quedan en la federación- hay una disminución en los ingresos tributarios, es decir, los que se reparten entre estados y municipios.

“Pedíamos, ver la posibilidad de participar en esos ingresos tributarios para nivelar el presupuesto y las participaciones”, dijo el ejecutivo del estado, quien propuso también que el gobierno federal ceda la recaudación de rubros que no representan un gran monto para las arcas nacionales, pero sí para las locales, como el caso del cobro por el uso, goce y aprovechamiento de la zona federal marítimo terrestre.

El gobernador recordó que cuando el cobro estaba a cargo de la federación, Quintana Roo recibía cero pesos, pese a ser un estado costero y, a partir de que los municipios cobran ese derecho, Cancún recibe un promedio de 200 millones de pesos y Solidaridad, 140 millones, que les permiten invertir en el mantenimiento y limpieza de esa franja, lo mismo que en programas de conservación de la tortuga marina.

“Sobre el pacto federal, muchos gobernadores coincidimos en que debe haber un nuevo acuerdo fiscal”, manifestó, al señalar que existe una buena relación el con gobierno federal, lo cual no implica que hayan “recibido premios”, pues los recursos obtenidos han sido por la gestión adecuada de proyectos.

Fondos “sustitutos”

Otro tema abordado fue el nimio presupuesto de infraestructura que recibirán los estados, pues la mayoría de los recursos han sido acaparados por los proyectos del gobierno federal.

“Pedíamos que si no se alcanzaban los montos totales de inversión, se reasignaran a los estados. Nos preocupa el que deje de existir el Fondo Metropolitano, que le da muchos recursos a Cancún, Isla Mujeres y Chetumal; practicamente quedarán fuera para 2021.

“También los recursos del Fortaseg, que iban del gobierno federal a municipios, en materia de seguridad; desaparece y le pega al estado como en 200 millones de pesos. El secretario nos explicó que habrá fondos sustitutos”, relató.

Otro tópico que es motivo de preocupación es el del FONE, un fondo de donde emana prácticamente la nómina magisterial, cuyo monto se reduce, mientras que en Quintana Roo anualmente crece la demanda de escuelas y maestros, debido al creciente flujo migratorio.

Un tema adicional fue la situación de los ayuntamientos, cuya crisis podría generar en su inoperatividad, dada su dependencia de las participaciones federales, como es el caso de Lázaro Cárdenas, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto.

El mandatario estatal admitió que hay gobiernos municipales que le han solicitado “ayuda y rescate”.

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.