EntérateYucatán

Huele a otoño, a cítricos: “ya viene finados”

Las lluvias del jueves 4 de septiembre dejaron aires frescos para las mañanas y las noches en la mayor parte del estado, siendo el preámbulo de la llegada del otoño, y junto con el cambio de clima, salieron las primeras cosechas de cítricos de la llamada Huerta del Estado, dejándose escuchar: “Ya viene finados, se está acomodando todo”.

Oficialmente es el lunes 21 de septiembre, cuando entra el otoño, dejando atrás al verano; sin embargo, los aires otoñales ya se comienzan a sentir, conjugándose con el olor a cítricos.

En los mercados, la Casa del Pueblo, los cruceros y fruterías de las colonias ya son visibles las naranjas, las chinas, limones y mandarinas con y sin cáscara, dando muestra que la temporada de cosechas ya comenzó.

En algunas milpas ya se tienen las primicias de maíz, se empiezan a sentir los aromas del pibinal, combinado con los cítricos, y muy pronto la temporada preferidade muchos: Hanal pixán.

La pandemia no nos permite ver las calles pintadas de tricolor para este 15 de septiembre, pero sí es inevitable ver que las cosechas de los cítricos ya están en la Ciudad: en bolsa, costales, en caja se venden las chinas y mandarinas.

“Son las primeras cosechas, apenas hace 15 días que empezaron a salir, allá en Ox está tupido de cítricos”, relata un ventero para animar la compra final.

Tradicionalmente es hasta octubre cuando comienza la temporada de naranja y mandarina en el sur del estado, incluso hay una Feria de la Naranja, que por contingencia es muy probable que no se realice este año.

Los tiempos de cosecha van de octubre a febrero del próximo año y son las fechas donde abunda mandarina, toronja, limón, naranja y también se cosechan las jícamas de Maxcanú, que dan pie al tradicional y sabroso “Xec”.

Las cosechas, marcan el tiempo de la recta final del año, la abundancia de frutas, de hortalizas y de maíz, permiten tener lo necesario para ofrecer a los finados de noviembre y para festejar la Navidad, el nacimiento de jesús, de acuerdo con varias religiones, así como despedir al Año Viejo.

La contingencia sanitaria pareciera dar tregua para que el otoño, el tiempo de cosechas, la fista a los finados se dé en una tendencia a la baja de la epidemia; y si el escenario no se revierte, con la conjugación de influenza y covid, es posible que lleguemos en este tenor hasta el fin de año.

Yucatán es produtor de cítricos y el 95 por ciento de sus cosechas de maíz son de milpa, para autoconsumo, son estas fechas las que muestran los resultados de lo trabajado desde mayo y junio.

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.
Cerca de