EntérateYucatán

Cuando la pérdida llega en tiempos de covid, ¿cómo le hago?

La pérdida de la vida de un familiar, un amigo, o la pérdida de trabajo, de nuestros tiempos de dispersión y convivencia significan un duelo y hoy los duelos de enojo, tristeza y frustración se viven diferentes, porque la red de apoyo es distancia y es imposible el abrazo que reconforta.

Edgardo Flores, psicólogo, y Andrea Arzápalo, tanatóloga, analizaron en la videoconferencia “Duelo en tiempo de covid” las pérdidas en tiempos de coronavirus y definieron al duelo como la pérdida de algo o alguien, los sentimientos y emociones que afloran y cómo se solventan.

“En tiempos de covid el duelo es más complicado, porque el duelo es una fuga, es la expresión y la asimilación de la pérdida, y desde marzo estamos en una situación de pandemia, hay quienes perdieron el trabajo, y cómo sanan la herida, el proceso, la pérdida. Cualquier cosa es una pérdida, no sólo la vida”, recalcó.

El psicoterapeuta recalcó que un duelo es recuperarse de una herida, es el tiempo de convalecencia, similar al de una enfermedad física y tiene por lo general 5 etapas: negación, tristeza, negociación, enojo y aceptación.

Enfatizaron que los duelos tienen varios momentos como tristeza, enojo, culpa, arrepentimiento, “es un xec de emociones” y parte importante del duelo es que “hay que vivirlo”

“Se vive enojo, culpa, autoflagelo, irritabilidad, y es parte del proceso del duelo, lo cual no justifica un acto violento, pero se entiende y hay que acompañar el duelo, no es decir ‘no llores, lo vas a superar, tú puedes’, se necesita compañía, más que juicios”, comentó el psicólogo.

La tanatóloga comentó que es necesario ponerse en la situación de dejar al familiar en el hospital y volverlo a ver muerto: “No se puede acompañar en la enfermedad y al volverlo a ver está en un ataúd, es de lo más fuerte en la pandemia, no se puede dar el acompañamiento, porque al tener covid e ingresar al Hospital, no sabes si lo vas a volver a ver”.

La recomendación de los expertos es vivir las fases y que las personas cercanas acompañen y permita sanar las heridas.

A los niños que viven pérdidas de familiares, recomendaron explicar la situación e igualmente acompañar en el duelo, sin darle frases de que regresará o que los va a volver a ver.

El acompañamiento del duelo, el desahogo, la plática, comer, dormir adecuadamente, hacer ejercicio o caminar, ayudan a vivir y procesar el duelo.

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.
Cerca de