CulturaEntérate

SUGAR MAN VS. BROKEN POET

El concepto de “cine independiente” aplica para aquellos proyectos que se realizan fuera de los grandes estudios cinematográficos y también al margen de los circuitos comerciales principales o Mainstream. Esto significa casi por añadidura, que cine independiente (también llamado indie) es una producción de bajo presupuesto o de una productora pequeña.

Actualmente con el advenimiento de la tecnología, se democratizó en acceso a cámaras digitales y edición en computadora, ambas a bajo costo. A partir de este hecho, el término “indie” se fue generalizando para casi todo aquello fuera del mainstream. Desde luego cantidad no es calidad.

Hoy, el cine independiente está dentro del proceso de producción de la industria a diferentes niveles. Sus directores pueden ser desconocidos o con reconocimiento internacional. Como antes, lo que trasciende, lo debe a su narrativa, a la forma de abordar su tema. No hay presupuesto que compre el talento del director.

Tal es el caso de las siguientes dos cintas, una es ficción y otra documental sobre hechos reales. Las une una historia muy similar, las separa la calidad con se narra cada una.

Broken Poet

Por un lado está Broken Poe” (2019) película de ficción del director Emilio J.Ruiz. Su historia trata sobre una estrella de rock en ascenso que según testigos suicida en Paris, Francia en los años 70 y que algunos juran haberlo reencontrado en el mismo París, del sigro XXI. El filme cuenta con una breve aparición de Bruce Springsteen.
El papel del personaje principal descansa en el cantautor y autor Elliott Murphy, quien adicionalmente coescribió el guión de la película y proporcionó la banda sonora de la misma

Searching for Sugar Man

En contraparte está Searching for Sugar Man (2012), documental escrito y dirigido por Malik Bendjelloul (Suecia), que cuenta la historia de un cantante desconocido, que firmo sus dos discos grabados, solo como Rodríguez, y a juzgar por estas, prometía una carrera exitosa. Todo lo demás sobre Rodriguez era un misterio. Los rumores que trascendieron hasta Sudáfrica, contaban que el cantante se había suicidado en medio de un concierto. El documental va develando poco a poco los mitos, leyendas y rumores sobre el autores, ro sobre todo es la historia de y los esfuerzos de dos seguidores sudafricanos por descubrir que hay de cierto, donde terminó y si en verdad estaba vivo.

Hasta aquí el argumento de ambos trabajos. Para evitar molestos spoilers a aquellos que quieren cerciorase sobre las dos películas. Ficción y realidad.

Solo apuntar algunas coincidencias más allá del argumento, las dos tienen muy buena música. Vale mucho la pena escuchar el soundtrack de ambas producciones. Adicionalmente resulta curioso en ambos casos se mencione a los protagonistas como “el nuevo Dylan”. Curioso porque en su línea de tiempo, cuando estas historias ocurrieron, Dylan tendría acaso 30 años. Todavía no se necesitaba otro autor para que lo supla.

Personalmente creo que algunas secuencias de Broken Poet están sobre-producidas, les falta espontaneidad. Es solo mi punto de vista, será tiempo quien dirá si la historia y su narración, pasa la prueba de la memoria. Si es capaz de crecer y mantenerse vigente.

Para Searching for Sugar Man, es cosa lograda. El documental lleva una veintena de premios cinematográficos, entre ellos destaca en 2013, el Premio Óscar en la categoría de mejor documental largo; el BAFTA (Premios de Cine de la Academia Británica) y el mejor guion del Sindicato de Escritores de América (WGA).

Colofón
De las muertes por suicidio que hablan las dos cintas, el único real fue cuando el director Sueco, Malik Bendjelloul, se quitó la vida debido a una depresión en 2014. ​

Nunca más certeras las palabras de Mario Vargas Llosa, cuando dijo “Se equivocan quienes hablan de los límites de la ficción, ya que estos son los límites de la realidad, que no tiene límites”.

Texto de Mauricio Quijano Farjat

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.
Cerca de