EntérateSororidad

Círculos de maternidad, tribus que acompañan a las mujeres

Vives muchas emociones y experiencias al ser mamá que requieren desahogo


“Cuando mi primer hijo, Lalo, tenía 6 meses”, hoy tiene 8 años, abrí una página de Facebook para compartir lo que vivía como mamá primeriza; no había nadie cerca con quién hacerlo, mi mamá estaba en otro chip y mis hermanas aún no eran mamás, compartí mis ideas y la información que obtenía”, relató Ofelia Rodríguez Alcocer.

Después de 5 años de compartir sus experiencias y que su hermana viviera la maternidad, habilitaron juntas en el 2017 un círculo de maternidad desde Valladolid: “Café para mamás Valladolid” en el que desde entonces transmiten sus vivencias con otras mamás, pero también sus conocimientos y orientaciones como Familiólogas, ya que ambas estudiaron sobre la familia, sus valores, enfocando al desarrollo humano de las mujeres, la autoestima, amor propio, crianza positiva, lactancia materna, relación de pareja.

“Unimos Mamá Full Time, que era mi página, con Café para mamás Valladolid en el 2017, atendimos una necesidad de las mamás de compartir sus vivencias y aprender, porque no era lo mismo platicarlo con la familia que con otras mujeres que están viviendo lo mismos. teníamos un tema mensual y nos reuníamos una vez al mes de manera presencial.

“Empezamos los jueves y luego los viernes, siempre en Valladolid, donde mi mamá cuidaba de mis hijos. Intenté hacerlo en Mérida, pero se complicaba, porque no había quién cuidara de los niños; empezamos con grupos de 5 mamás y llegamos a tener 14, siempre cuidando que no fuera tan numeroso, porque no somos psicólogas, sino orientadoras familiares y vimos que las mamás no nos damos los tiempos, aunque tenemos la necesidad”.

La pandemia frenó los encuentros presenciales, sin embargo mantienen vía redes sociales la red grupal y de los eventos y talleres que realizan.
“Se logró formar una tribu, notamos que había necesidad de un espacio para hablar, pero estamos saturadas y pocas nos damos el espacio, hay una saturación de actividades”, dijo.

Explicó que estudió la licenciatura en ciencias de la familia en el Instituto que creó el papa Juan pablo II y que encomendó en Yucatán a la Anhaúac Mayab.

Fue en 1981 cuando se crea en Roma el Instituto con el objetivo de profesionalizar el trabajo en favor de la familia, los valores con conocimientos en medicina, derecho.

Con el conocimiento y la experiencia, Rodríguez Alcocer y su hermana creaon una tribu y han crecido juntas: “Me alimenta y me enriquece lo que comparte cada una y para mi ha sido un gran espacio de desarrollo”.

Hoy son un espacio en Valladolid, donde las mamás van reconociendo que en compañía de otras mamás y con herramientas en capacitación es posible avanzar en el camino de la maternidad.

Hoy las mamás viven una saturación, que requiere del acompañamiento de círculos de apoyo.

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.