EntérateYucatán

Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) y Sistemas de Información Geográfica (SIGs) para tomar decisiones asertivas en tiempos de la pandemia

Mientras estamos en plena crisis de salud sin precedente y nos encaminamos a ser sede del Smart City Expo Latam Congress por tres ediciones consecutivas 2020, 2021 y 2022, cuyo objetivo será el de “identificar retos comunes y presentar soluciones orientadas a una mejor planeación urbana; así como la creación de ciudades inteligentes y tecnológicas en América Latina y el Caribe”[1], habrá que preguntarnos con base en qué es que se toman las medidas restrictivas o precautorias para reducir los casos de contagio.

Recordemos que el 8 de junio la autoridad estatal, argumentando que sus datos no coincidían con los de la autoridad federal, tomó la decisión de pasar de semáforo rojo a naranja, con lo cual se empezaron abrir algunos negocios con actividades no esenciales y en tiempos parciales. Con base a esta disposición se abrieron la marinas y parques.

Previamente desde el 9 de abril inició la Ley de Seca la cual se prolongó hasta el 1 de junio. Sin embargo, a partir de esta fecha se autorizó la venta de bebidas alcohólicas solo con servicio a domicilio hasta el 28 de junio. Finalmente, el pasado 14 de julio se decretó nuevamente la Ley Seca la cual estará vigente hasta el 14 de agosto. De manera simultánea se tomaron medidas para reducir la movilidad de las personas entre las 10:30 pm y las 5:00 am y de manera complementaria, se dispuso que a partir de las 6:00 pm se restringe en los supermercados la venta de artículos de los departamentos de ferretería, papelería, electrónica, hogar, ropa, juguetes, jardín, telefonía entre otros, toda vez que no son considerados productos de primera necesidad.

En virtud de todo lo anterior, habría que precisar cuáles son los mecanismos que utiliza la autoridad para tomar tales decisiones. Sobre todo, ahora que a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) se pueden recabar datos que a su vez se traduzcan en mapas interactivos a través de los Sistemas de Información Geográfica (SIG) y con ello tomar decisiones asertivas para controlar los contagios.

Ya que deberíamos de tener información sobre cómo se determinó que hay un incremento de contagios cuando las personas van a comprar maquillaje, papelería o ferretería al supermercado después de las 6:00 pm o en su caso, qué argumentos sostienen la decisión para restringir la movilidad durante la noche-madrugada.

Tal vez habría que diseñar alguna estrategia de comunicación para fomentar una cultura de corresponsabilidad, para dejar en claro que todos debemos de protegernos para proteger a los demás. Pero además habría que desglosar y afinar los datos sobre las personas contagiadas. Es decir, identificar los patrones del contagio, a partir de conocer los elementos y los contextos es los cuales estas personas pudieron haberse contagiado, y entonces poder determinar acciones focalizadas.

Desde esta perspectiva, el tema del transporte público sigue siendo uno de los aspectos neurálgicos para tomar con seriedad y a partir de ello, establecer estrategias de movilidad que garanticen la seguridad de los usuarios. Ya que la necesidad de trabajar y salir a la calle es una urgencia inherente a nuestra realidad socio económica, y precisamente por ello, es que las acciones para disminuir los contagios deben de enfocarse en atender a los grupos poblaciones que están en situación de vulnerabilidad bajo las circunstancias de la pandemia.

Por lo tanto, tenemos que las medidas de protección a la salud de los yucatecos deben de sustentarse en un análisis de datos, patrones y tendencias sobre los casos de contagios para identificar con certeza qué es lo que está fallando y sobre ello diseñar las estrategias de manera inmediata. Cabe destacar, que el tema de la movilidad siempre ha estado presente como una de las grandes debilidades y ahora aflora como el tema central para afrontar la crisis de salud y económica.

En virtud de lo anterior, resulta prioritario que las TICs junto con los SIGs se alimenten de la información correspondiente que generan los especialistas de la salud, para diseñar las estrategias públicas que atiendan esta problemática compleja, y que precisamente por ser multifactorial, deben de estar trabajando en conjunto diversas áreas del conocimiento y dependencias gubernamentales, para dejar de pensar que el riesgo del contagio está focalizado en algunas áreas de los supermercados y a determinadas horas. Finalmente, habrá que presentar alguna acción innovadora en el Smart City Expo Latam Congress y esta podría ser una oportunidad para demostrar que en tiempos de pandemia, podemos ser más que sólo una sede.

Por: Dra. en Arq. Yolanda Fernández Martínez, Directora de Habitar y más

¿Te gustó está nota? ¡No esperes más!, Síguenos en: Facebook, Instagram, YouTube, Twitter

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.