Cultura

La Jarana y la historia del chasquido de los dedos en ella

Corporalmente, un chasquido puede ser producido por la lengua o por los dedos. En este último caso hay que apoyar la yema del dedo pulgar contra la del dedo medio, doblar el anular y el meñique hacía abajo, ¡y, listo!, a chasquear se  ha dicho. De esa acción tan propia del baile de nuestra jarana, en el pasado se dijeron desenfadadas inexactitudes, que hasta hoy, felices, algunos conductores como merolicos repiten con orgullosa desinformación. Se dijo que el chasquido de los dedos entre los yucatecos, surgió del mirar de los indios a los españoles que las tocaban.

Aunque la castañuela tiene 3 mil años de antigüedad, dándosele el crédito de su existencia a los fenicios que las llevaron por el mediterráneo, llegando así a Croacia e Italia, donde siguió su rumbo a España, no hay cronista alguno, entre los que vivieron con Colón o los que llegaron con Cortés, o los frailes posteriores, que hubieran dicho que ese instrumento  vino con ellos, aunque si dejan testimonios de otros instrumentos.

A John Stephens, a solicitud del cura de Tecoh, José Canuto Vela, en Xcanchakan, se le mostró por primera vez un baile propio de los indios y luego escribe que: “se cambió la danza en otra española en que los bailadores hacían crujir sus dedos en lugar de castañetas”. Y añade: “el baile español era más vivo y entusiasmado”. El padre José Canuto iba escasas veces a Xcanchakàn. ¿Cómo era posible que aquellos nativos bailaran dichas danzas? Existe un antecedente histórico. En 1588, en Tekax, durante la visita de Alonso Ponce de León, Antonio de Ciudad Real apunta que “los indios bailaron dos danzas a uso de los españoles”.

Ya instalados en Nohcacab, Stephens, Catherwood y Samuel Cabot, durante la fiesta del Santo Cristo del Amor, observan que “la única danza era la del toro…esta la habíamos visto entre otras indios. Exigía un movimiento de cuerpo, un giro de los brazos y un TRAQUIDO DE LOS DEDOS, que entre  las mestizas de Ticul era muy gracioso y agradable”.

El 24 de enero, los tres viajeros partieron de Nohcacab con rumbo a Ticul donde se celebraba su fiesta y feria. Llegado el momento del baile, John, reitera que “la única danza era la del toro. Un vaquero (antes le ha llamado bastonero), se colocaba en el puesto y todas las mestizas eran llamadas por él, una a una…había un TRAQUIDO de los dedos…ese traquido de los dedos atraía particularmente”.

En España, el baile con castañuelas ha existido desde antes de llegada de los españoles a nuestras tierras, pero había lugares y ciertas danzas que también se ejecutaban con el chasquido de los dedos.

Así, pues, nada de que el chasquido de los dedos en el baile de nuestra jarana, surgió del mirar los indios   a los españoles que las tocaban.

El 14 de febrero de 1843, después de haber visto muchas celebraciones, los tres viajeros abandonan  Ticul, para instalarse nuevamente en Nohcacab, que era su cuartel general.   

Exigía un movimiento de cuerpo, un giro de los brazos y un TRAQUIDO DE LOS DEDOS, que entre  las mestizas de Ticul era muy gracioso y agradable”.

El 24 de enero, los tres viajeros partieron de Nohcacab con rumbo a Ticul donde se celebraba su fiesta y feria. Llegado el momento del baile, John, reitera que “la única danza era la del toro. Un vaquero (antes le ha llamado bastonero), se colocaba en el puesto y todas las mestizas eran llamadas por él, una a una…había un TRAQUIDO de los dedos…ese traquido de los dedos atraía particularmente”.

En España, el baile con castañuelas ha existido desde antes de llegada de los españoles a nuestras tierras, pero había lugares y ciertas danzas que también se ejecutaban con el chasquido de los dedos.

Así, pues, nada de que el chasquido de los dedos en el baile de nuestra jarana, surgió del mirar los indios   a los españoles que las tocaban.

El 14 de febrero de 1843, después de haber visto muchas celebraciones, los tres viajeros abandonan  Ticul, para instalarse nuevamente en Nohcacab, que era su cuartel general.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
Cerca de