CulturaEntérate

Hacer un voz universal en pro de la cultura afroamericana

Grabado de Thierry Freres

Los negros no llegaron por su propia voluntad a nuestras tierras. Fueron obligados a hacerlo, y en la peor condición humana: la esclavitud, signo de explotación física, y la inanición hasta la muerte.

No me es posible concebir la poderosa economía norteamericana, sin la presencia de los africanos, verdadera fuerza que generó parte del capital económico de los blancos.

A esta raza todavía no se le ha reconocido toda su portentosa aportación al desarrollo de todas las culturas continentales. Y si, como vemos ahora en Estados Unidos, siguen padeciendo un racismo descarnado y mortal.

Cuando Hernán Cortes tomó camino a Tenochtitlán dejó en la Villa Rica de Vera Cruz, a 600 soldados negros para que mantuvieran apaciguados a 200 nativos.

Años más adelante, uno de los virreyes de la Nueva España, se quejó a la corona española porque en la capital había 20 mil negros y solamente 15 mil españoles. Suplicaba que se dejara de traer negros al virreino.

En Brasil, se habla de un reino de miles de centenas de negros que huyeron del dominio portugués y fundaron una ciudad, exclusiva para ellos.

Por eso, hay historiadores contemporáneos que dicen que la negra es la tercera cultura nuestra.

Parecería cierta esa afirmación, pero si revisamos la música, los bailes, y toda manifestación cultural sudamericana y caribeña, nos daremos cuenta que la cultura española, en esos países, está dibujada en el idioma, porque hasta la religión cristiana tiene una presencia muy híbrida.

Para poder erradicar el racismo bestial que sufren los afrodescendientes, debemos pugnar por comenzar a revisar sus aportaciones culturales a todos los países donde tuvieron presencia. Y hacerlo sin pruritos, solamente en aras de la justicia histórica.

Nuestras razas ancestrales han tenido, al fin, un reconocimiento de sus grados culturales y hoy por hoy, son vistas y tratadas de otra manera. A ese triunfo contribuyeron de manera determinante, extranjeros que las admiraron y las rescataron. Es necesario hacer una voz universal en pro de la raza que también nos brindó cultura, la negra.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
Cerca de