EntérateYucatán

Deja educación a distancia contrastes

Refuerza conocimiento básico, pero hace falta trabajo presencial

Mejora participación de padres y alumnos, aprenden de sus familias

La educación a distancia, en línea o con videos grabados por los maestros, deja contrastes entre los docentes y los padres de familia; por un lado es un sistema que sólo permite reforzar el conocimiento, hace falta el trabajo presencial y grupal, sin embargo, ha involucrado a los padres, y los alumnos han aprendido de sus familias en las actividades del hogar.

De acuerdo con un sondeo realizado por Estamos Aquí MX entre docentes de primaria de escuelas privadas y públicas, así como de padres de familia de alumnos de educación básica de escuelas públicas y privadas, las clases en línea fueron para salir adelante con el curso escolar, sin embargo, no podría aplicarse por mucho tiempo en un nuevo ciclo escolar, porque hace falta el trabajo presencial.

Y hay padres de familia que evalúan adoptar la educación en casa “homeschoolling”, que es reconocido por la SEP.

Para los maestros y maestras el programa de “Aprendo en casa” de la SEP fue deficiente, sobretodo en comisarías o colonias de bajos recursos, ya que no había acceso a los canales y resultó ineficiente, por lo que muchos maestros adoptaron sus propias medidas.

Algunos formaron conexiones cortas con sus grupos para reforzar conocimientos y dejar ejercicios o prácticas.

Para otros, las conexiones se enfrentaban al problema de la conectividad a internet, por lo que aplicaron la grabación de videos explicativos y tareas o ejercicios asignados que enviaban por Whatssapp.

De esta forma, los padres de familia cuando tuvieran datos en el teléfono podrían descargar el video y verlo en cualquier momento.

Y no se trabajaron todas las materias del programa, sólo se enfocaban en dos: Español y Matemáticas.

Esta dinámica educativa, fue de las más prácticas y la percepción es que al igual que “Aprendo en casa” fue para salir del paso y salvar el ciclo escolar, ya que la educación requiere de la presencia física, del trabajo grupal, de la participación y vivencia.

“Estuvo bien, muy bien como estrategia para salir adelante, fue una medida para reforzar conocimiento, no para ver temas nuevos, y se debió priorizar las materias, imposible darlas todas; las mamás también terminaban saturadas.

“Además que los alumnos han tenido vivencias y aprendizajes en casa, de vida práctica y los padres se han ido involucrando, eso ha enriquecido y es valioso; pero pensar en adoptar este modelo no creo que sea viable, nos ayudó ahora y listo, debemos regresar a los grupos pequeños, a la educación presencial de alta calidad”, relató una delas maestras.

La percepción de los docentes es que los padres de familia hicieron sinergia en la mayoría de los casos para trabajar a distancia, sin que fuera una carga o saturación, sino una forma de reforzar el conocimiento.

El ciclo escolar termina este 5 de junio, en algunas escuelas privadas finaliza a fin de mes, en algunos casos aplicaron exámenes y hubo saturación de tareas y sesiones.

La proyección es que el semáforo verde, cuando reinicien las clases, será el 10 de agosto de manera preliminar, cuando los alumnos regresen a las clases de forma escalonada, y con una serie de medidas de protección.

“Creo que la medida fue buena para mantenernos en contacto con nuestros alumnos, de ninguna manera la educación fue igual, pero ayudó a mantenernos en una actividad, en la cercanía con ellos y ellos han vivido en sus hogares experiencias que no olvidarán, nunca antes habíamos estado tanto tiempo en casa con los nuestros, eso ocurría en el pasado y hoy lo vivimos, eso es lo que rescato”, relató otra docente.

¿Y los papás?

Para los padres de familia, sobre todo de educación privada, la experiencia de los enlaces, conexiones o reuniones de Zoom no fueron del todo provechosas, sobre todo por el pago de colegiatura de por medio.

“No se me hace justo pagar una colegiatura para tener conexiones tres veces a la semana en las que no se aprende mucho, mejor di de baja a mis hijos”.

Otros más analizan seriamente adoptar la educación en casa para el siguiente ciclo escolar, el llamado “homeschoolling” que está reconocido por la SEP y que en esta cuarentena ha dejado ver varias familias que ya lo practican y que ofrecen asesoría de cómo adoptar este sistema de educación libre, sin tener que ir al aula, con los maestros y sí privilegiar momentos de socialización.

Para los padres con niños de preescolar la educación a distancia no resultó atractiva, fue una forma de no perder contacto, pero en realidad los niños de 3 a 5 años han aprendido más en casa sobre colores, formas, letras y su desarrollo motriz en casa al bailar y cantar, que en las conexiones.

Y para los de primaria ha quedado corto, sin embargo, valoran la tecnología que ha permitido que los estudiantes continúen, sin embargo, se requiere del trabajo presencial y al haber vivido la experiencia de estar en casa y conectarse a internet para investigar, entonces es posible llevar una educación de “homeshcolling.”

“En esta etapa de educación a distancia faltó trabajo de campo, música, arte y ciencia, más cultura, fomentar la curiosidad por aprender, trabajar la creatividad, lo cual se complementa en la educación presencial”, relató una madre de familia.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
Cerca de