EntérateYucatán

“¡¡¡Qué Dios bendiga nuestros hogares!!!”

MÉRIDA, Yucatán, 4 de junio.- “Qué Dios bendiga nuestros hogares”, exclamaron con tristeza  familias de Sisal mientras eran evacuadas por la llegada de la depresión tropical “Cristóbal”.

Esta tarde familias completas salieron del puerto a bordo de autobuses que mandó el Gobierno del estado que los trasladó hasta refugios temporales en la localidad de Hunucmá.

Autoridades de Protección Civil Estatal y Municipal, en coordinación con personal del Ejército Mexicano, Guardia Nacional y SSP, procedieron ayudar a las familias para subir sus cosas.

Durante la evacuación se podían ver caras tristes de las amas de casa y sus pequeños hijos al dejar su vivienda, como no queriendo salir.

“Qué Dios bendiga nuestros hogares y esperemos no afecte mucho esta tormenta,” comentó una señora mientras se subía al camión.

El titular de Protección Civil Enrique Alcocer Basto mencionó que estas acciones son para garantizar la seguridad de la población civil ante el paso de este fenómeno natural.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
Cerca de