EntérateQuintana Roo

Abre gobernador de Quintana Roo posibilidad de rebrote de COVID-19

● Aumento actual de casos, responde a relajamiento de restricciones
● Rebrote provocaría un nuevo confinamiento y cierre de actividades
● “No es momento de salir (…) la contingencia no ha terminado”: CJG


04 de junio/ Cancún, Q. Roo.- El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, advirtió esta noche que el relajamiento de la disciplina sanitaria y la salida anticipada para reanudar actividades no esenciales, pese al llamado de mantenerse en casa, está elevando el número de contagios, lo cual puede provocar un rebrote de coronavirus COVID-19.

De ocurrir, se pondrá en riesgo la vida de las y los habitantes y ello obligará a decretar un nuevo confinamiento que agudice las condiciones económicas de miles de familias, alertó.

“La contingencia no ha terminado. Si nos relajamos y descuidamos la disciplina en el cumplimiento de medidas sanitarias, puede darse un nuevo brote del virus que ponga en riesgo la salud de la población. Si eso sucede, volveremos al color rojo en el Semáforo, lo que implica regresar al aislamiento en nuestras casas (…)

“No es momento de salir, no podemos relajar la disciplina, ese relajamiento que vemos hoy está incrementado algunos números y ese incremento de números lo que va a permitir es que tengamos que regresar a casa y que en ese regreso a casa tengamos de nuevo que cerrar hoteles, cerrar construcción y cerrar otras actividades más, que son muy importantes en la reactivación de la economía”

Al participar en la transmisión de su mensaje semanal, el mandatario estatal recordó que conforme a la estrategia de reactivación planificada por su gobierno, a partir del próximo 8 de junio se reanudarán actividades conforme a lo dictado por los colores del Semáforo Epidemiológico Regional, que entrará en funciones ese día.

Lo anterior -reiteró- “no significa bajar la guardia”. Y sentenció: “El descuido de unos, puede poner en riesgo a todos”.

Explicó a detalle cómo funcionará el Semáforo, complementario al federal, el cual determinará el tipo de actividades a reanudar, en qué proporciones y momentos, porque no toda la población va a desconfinarse al mismo tiempo, toda vez que la reapertura será gradual y responderá al contexto epidemiológico.

Hasta hoy, el reporte técnico de la Secretaría Estatal de Salud (Sesa), marcó 2 mil 071 casos positivos, con mil 1126 pacientes recuperados y 399 defunciones en el estado.

“Si existe un rebrote o una situación epidemiológica extraordinaria, el semáforo cambiará a rojo nuevamente y todos deberemos regresar al aislamiento”, expresó.

Joaquín González subrayó que en la medida en que la población comience a salir al espacio público y centros de trabajo, el trayecto de casa hacia sus empleos, escuelas o actividades en general, será “uno de los momentos de mayor riesgo de contagio”, por lo que se establecieron directrices para reducir la capacidad máxima del transporte.

Por ejemplo, las motocicletas sólo podrán ser tripuladas por una persona, es decir, el conductor; los vehículos privados podrán llevar máximo a 4 personas; los taxis a tres, incluido el operador; y el transporte público sólo puede ir ocupado al 50 por ciento de su capacidad.

Los pagos de mano en mano deben disminuirse, las unidades deben ser desinfectadas con frecuencia; el uso de cubre bocas es obligatorio; se debe dotar al usuario de gel antibacterial y no se debe comer, beber, ni fumar en el transporte público.

El jefe del ejecutivo señaló que si bien se reanudan actividades como la construcción y el turismo, no por completo, sino parcialmente.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
Cerca de