EntérateYucatán

Recuperación depende de construcción privada

Trabajadores realizan sus labores en una construcción ubicada a un costado de la autopista urbana norte. FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

En 2009 la inversión pública fue la más alta y luego ha ido en picada

La reactivación económica que puede darle el sector de la construcción a Yucatán tendrá que ser de la industria privada, ya que las inversiones públicas han venido a menos desde el 2009; fue en el mes de mayo cuando se registró la más alta y luego vino la debacle, de acuerdo con datos del Inegi y estimaciones de expertos en el sector.

Las estadísticas del Inegi muestran que en mayo del 2009 el valor de la construcción pública era mayor que la privada, pero se presentó la crisis en ese año y desde entonces la inversión pública fue siendo menor al grado que 11 años después, las expectativas de reactivación están puestas en la iniciativa privada con la construcción de casas, centros comerciales, entre otros.

El último dato del Inegi, es que en marzo de este 2020, la inversión privada en construcción fue de casi 890 millones de pesos, una ligera baja al compararlos con los mil millones de pesos que se invirtieron las empresas en el estado en el mes de enero.

En marzo de este 2020, la inversión privada en construcción fue de casi 890 millones de pesos. Fuente: Inegi.

Esos mismos meses, la inversión pública fue de apenas 178 millones en marzo y en enero 170 millones, apenas 17 por ciento del total (pública más privada).

La inversión pública fue de apenas 178 millones en marzo. Fuente: Inegi

En el 2009, la inversión pública en la construcción era mayor, no tenía una participación tan baja como ahora, que no llega al 20 por ciento; en mayo de ese 2009 se invirtieron 630 millones de pesos en obras públicas, y la privada era de 237 millones.

Ese 2009, fue el último año que la inversión pública tenía una participación del 73 por ciento, y la privada de 27 por ciento.

En abril de ese año, el panorama cambió y ya no hubo otra participación mayor de la inversión pública.

Ante la reactivación económica, las expectativas están puestas en la iniciativa privada.

Raúl Monforte González, miembro de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción Yucatán, consideró que este sector se encuentra en “terapia intensiva” y su estado es crítico, ya que el valor de la producción va a la baja.

“La construcción es la industria que mejor contribuye a la recuperación, porque intervienen varios sectores y genera beneficios, es el sector indicado para la recuperación; no se soslaya la inversión pública, pero la privada estaba en un buen nivel.

“Ahora en el poscovid, es probable que la inversión pública sea aún mayor, más del 50 por ciento.

El Tren Maya es un macroproyecto, en realidad estamos en manos de la inversión privada para reactivar”, dijo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
Cerca de