EntérateYucatán

Papayeros pierden cosecha

DZIDZANTÚN, Yucatán, 3 de junio.- Desolador panorama en milpas de Dzidzantún, donde se han perdido más de cien hectáreas de papaya maradol valuadas en más de 10 millones de pesos.

Los productores papayeros que han sido afectados por las lluvias son alrededor de 120, que prácticamente perdieron todo sus plantíos que levantaron con mucho esfuerzo y dedicación.

Los agricultores afectados indicaron que por cada hectárea de papaya que siembran invierten entre 100 mil a 120 mil pesos, que se costea cuando se da una producción buena, lo que ahora no podrán tener debido a que la raíz de las plantas comenzarán a pudrirse por el exceso de agua.

“Qué vamos hacer; ya perdimos todo”, exclaman con tristeza los campesinos dzidzantunenses que fueron afectados y que esperan ser apoyados por parte del Gobierno federal o estatal, para salir de este enorme bache y más en esta contigencia.

Los señores precisaron que tenían toda su inversión en los sembrados, de lo que estaban esperanzados, incluso algunos de ellos ya iniciaban a cosechar producción para vender.

En Dzidzantún cientos de familias dependen de esta actividad que a causa de las lluvias se ve esfumada, pues además salieron afectados productores de guía como calabaza, espelón, melón, sandía, entre otros.

El alcalde Ismael Aguilar Puc hizo un recorrido para constantar los daños ocasionados en los plantíos comentando que iniciará con las gestiones para que los productores no queden desamparados.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
Cerca de