EntérateQuintana Roo

AMLO da banderazo al inicio de obras del Tren Maya de Izamal a Cancún

Con el banderazo, oficialmente hoy, arranca el proyecto del sexenio obradorista en la Península de Yucatán

01 de junio/ Cancún, Q. Roo.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, junto con el gobernador de Quintana Roo, dio el banderazo de inicio para las obras del megaproyecto Tren Maya en el tramo 4, que va de Izamal a Cancún y que será supervisado por el empresario, Daniel Chávez, amigo personal del mandatario, quien lo designó como su representante para esos efectos.

La construcción del tramo, que abarca casi 260 kilómetros de Izamal a Cancún, con tres estaciones, quedó a cargo de la empresa Ingenieros Civiles y Asociados (ICA), por adjudicación directa -sin mediar licitación- debido a que tiene la concesión de la carretera federal Mérida-Cancún y ello facilitará aprovechar los derechos de vía que posee, sin crearle competencia.

López Obrador explicó que ese tramo tendrá dos nuevos carriles, que se sumarán a los dos de la autopista, haciendo una vía de cuatro carriles por donde seguirán pasando los vehículos y autobuses y el ferrocarril.

Esta doble vía, de Mérida a Cancún, tiene como finalidad -detalló- de que transite un tren en su modalidad de carga, que “se necesita en toda la región del sureste”; el de pasajeros, “que vaya por los pueblos, por las estaciones, donde la gente pueda trasladarse”; y el turístico para aprovechar la afluencia de visitantes que atrae el Caribe mexicano.

“Vamos a avanzar lo mas pronto posible para terminar esta gran obra”, sentenció, al señalar que el monto del contrato con ICA es por 27 mil millones de pesos y los trabajos deben estar listos en 28 meses.

“Nada de que llovió mucho y no se pudo trabajar. Tenemos que terminar en tiempo y presupuesto”, sostuvo, al enfatizar que en su gobierno ya “se acabó el influyentismo” en la industria de la construcción.

El jefe del ejecutivo confió en que ICA cumplirá el acuerdo y consideró que el Tren Maya, la gran obra de su sexenio, la que correrá sobre una extensa red de acuíferos subterráneos que poveen de agua a la Península de Yucatán, repleta de vestigios arqueológicos, conocidos y aún no explorados, “no requiere de tanta supervisión”, sino de “tener palabra, de actuar de manera responsable”.

Por eso, designó al empresario, Daniel Chávez, del Grupo Vidanta, como su representante personal en la supervisión de las obras.

“Le he pedido a Daniel Chávez, empresario del sector turístico, que me represente y que pueda llevar a cabo la supervisión de la obra”, anunció.

Entre 2001 y 2002, el empresario enfrentó denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y solicitudes para anular sus permisos ambientales, por falsear información para la construcción del hotel Mayan Palace, hoy Vidanta, en la Riviera Maya.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) llevó el caso, en representación del Grupo Ecologista del Mayab (GEMA), que promovieron un juicio ante un Tribunal, cuya sentencia fue adversa para el empresario y ordenó la demolición parcial del hotel; sin embargo, el fallo no se ejecutó.

En presencia del director general del Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, del titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Miguel Torruco Marques; del secretario de Comunicaciones y Transportes (SCyT), Javier Jiménez Spriú; del gobernador, del alcalde de Lázaro Cárdenas, Nivardo Mena y de la directora de ICA, Guadalupe Phillips Margain, López Obrador reiteró que este mes se licitará el quinto tramo del Tren, que va de Cancún a Tulum.

En su opinión, el mega proyecto Tren Maya será una obra “trascendente” e “histórica”, cuya virtud será la integración de toda la región maya, al conectar a través de poco más de mil 400 kilómetros de vías férreas a Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, mediante el Tren, para el cual se construirán además 18 estaciones y más de siete nuevos centros de población.

El Tren comunicará a las antiguas ciudades mayas en donde se asienta la zona arqueológica más importante del mundo, resaltó.

“La zona maya con toda su riqueza cultural, arqueológica, empezando en Palenque, centro ceremonial cívico de primer orden de la cultura maya; luego va a también, el Tren maya, a pasar muy cerca de Edzna, Campeche, muy cerca también de Chichén Itzá; toda esta región, Cobá, Cancún, Tulum, Calakmul, grandes… extraordinarias ciudades mayas.

“Al mismo tiempo el Tren va a comunicar a las ciudades coloniales modernas del sureste. Va a permitir a los visitantes conocer Campeche, la Ciudad Amurallada. El tren va a permitir que se visite Mérida, con su tradición cultural, excepcional, la nueva ciudad de Cancún… en fin”, expuso.

Insistió en que el megaproyecto se concibió para reivindicar al sureste mexicano, que durante cuatro décadas se mantuvo rezagado, con excepción de Cancún, imán de migrantes de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Ciudad de México, Guerrero o Michoacán, quienes llegaron a Quintana Roo a vivir, a trabajar y a “buscarse la vida”.

Esta entidad creció a dos dígitos, mientras el resto del sureste se estancó e incluso retrocedió, razón por la cual se busca generar un desarrollo -señaló- más equilibrado en todo el país, sobre todo ante el contexto de crisis económica que se padecen, debido al impacto del coronavirus COVID-19.

“Esto va a ayudar mucho ante la crisis sanitaria auspiciada por la pandemia que ha llevado a crisis económica, por eso es muy oportuno iniciar esta obra, aquí en Lázaro Cárdenas”, mencionó.

Durante su intervención, el gobernador, Carlos Joaquín González, afirmó que el Tren Maya, “más que un proyecto, es un nuevo paradigma” que, estimó, atraerá un turismo con mayor capacidad de gasto y un perfil orientado al ecoturismo.

El director del Fonatur aseguró que el proyecto será respetuoso con el medio natural y las formas de vida de los pueblos originarios y citó que, de acuerdo con cálculos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU-Hábitat) -con el cual se firmó un convenio de colaboración- el Tren permitirá generar un millón de empleos.

“Vamos a cumplir y a remediar todas las reglas ambientales y promover un modelo mas responsable con la naturaleza (…) Vamos a cuidar el medio ambiente y a mejorar las ciudades, distribuyendo los beneficios”, sostuvo, al afirmar que el Tren busca el bienestar de la región “con la gente, para la gente y por la gente”.

La directora de ICA comentó que el proyecto es “muy ambicioso” y “va a cambiar la cara de esta región”, siendo además un detonante del desarrollo económico de la región, que genere empleo.

Artículos Relacionados

Un Comentario

  1. Es una pena que la soberbia de este amlo sea más grande que impulsar a los comerciantes e inversionistas que con la pandemia estamos quebrando

    Fuera amlo

Deja un comentario

Continúe leyendo
Cerca de
Volver arriba botón
Cerca de