EntérateQuintana Roo

Quintana Roo entra a Fase 3 con 426 casos positivos y 55 defunciones por COVID-19

● Cancún tiene 317 de los pacientes contagiados y 34 defunciones
● El estado no refleja las muertes por neumonía aguda, como defunción por COVID-19


22 de abril/ Cancún, Q. Roo.-Quintana Roo reporta 426 casos positivos de coronavirus COVID-19, con 611 negativos; 63 en estudio; 55 defunciones y 119 pacientes recuperados, de acuerdo con el informe técnico difundido hoy por la Secretaría Estatal de Salud (SESA).

De los casos positivos, 147 se encuentran en aislamiento social en sus domicilios y otros 105 en hospitales; 143 pacientes son mujeres y 283 hombres, en rangos de edad que van de los 10 a los más de 70 años.

Cancún se mantiene a la cabeza de los casos confirmados, con 317, es decir, tan sólo 57 casos menos que los que registró ayer todo el estado, que sumaba 374; hoy son 426 pacientes positivos en la entidad.

Este centro turístico posee 34, de las 55 defunciones reconocidas en todo el territorio.

Le siguen el municipio de Solidaridad, con 69 casos positivos y 12 defunciones; Cozumel, con 15 pacientes confirmados y dos muertes.

El gobierno municipal de la isla es el único de los 11 ayuntamientos y del propio estado, que ha dado a conocer la proyección de casos estimada, de acuerdo con tres escenarios, que prevé de 110 a dos mil 500 pacientes contagiados y hasta 200 defunciones en la primera quincena de mayo, si la población hace caso omiso al confinamiento y al extremar medidas de higiene y distanciamiento.

Othón P. Blanco, registra 11 casos positivos y tres defunciones; Tulum, seis confirmados y dos muertes; Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos presentan dos casos positivos y una defunción. Bacalar, un caso y una muerte; Lázaro Cárdenas tiene un paciente confirmado y ninguna muerte, pese a que esa persona positiva murió.

¿Y las neumonías por COVID-19?

En su reporte, la SESA sólo refleja las muerte por el virus, tomando en cuenta los resultados de las pruebas practicadas que confirman el contagio; sin embargo, en ese conteo hecho público, no figuran las muertes por neumonía aguda o atípica, que constituyen la fase más grave o terminal de pacientes que presentan COVID-19.

El 18 de abril pasado, durante su conferencia vespertina, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, explicó las fases que presenta el virus en una persona.

La sintomatoligía en su fase más leve se revela por la irritación o inflamación de las vías respiratorias, comenzando por la nariz, pasando por la faringe o garganta, continuando por la laringe, siguiendo a través de la traquea, los bronquios y los pulmones.

“Con COVID, en la forma leve, se inflama la parte superior del aparato respiratorio: La nariz, la garganta, quizá la fase superior de la traquea y esto explica los síntomas de COVID, como el dolor de garganta, estornudos y la fiebre se causa por un mecanismo más general en donde ante un estímulo infeccioso existe una respuesta del cuerpo de activacion del sistema inmune. Hasta ahí el COVID leve”, detalló.

El COVID grave -COVID-19- llega a las partes inferiores del aparato respiratorio, como los pulmones y los bronquios, inflamando el tejido pulmonar, causando daños en la circulación microscópica de los pulmones, obstruyendo los vasos sanguíneos microscópicos en forma generalizada.

Cuando eso ocurre -ahondó- la zona en donde ocurre el intercambio de oxígeno, por bióxido de carbono, al interior de los pulmones, deja de funcionar y entonces la sangre ya no se puede oxigenar, ocasionando un daño pulmonar que puede provocar la muerte.

“A ese daño pulmonar, desde el punto de vista médico, se le llama ‘daño pulmonar agudo’ -agudo quiere decir en muy poco tiempo- y generalmente es una mezcla de tipos de daño por inflamación y por obstrucción de los vasos sanguíneos.

“Para fines prácticos es como si fuera una neumonía (…) la forma grave de COVID, para fines prácticos, la podemos considerar como una neumonía, como una pulmonía. Esta neumonía es lo que conduce a que las personas con COVID grave necesiten un apoyo respiratorio porque de otra manera no pueden cumpir el funcionamiento respiratorio y eso finalmente puede llevar a condiciones graves y fatales”, concretó.

El 31 de marzo, también en conferencia de prensa, el funcionario federal, a pregunta expresa, respondió que las defunciones por neumonía debían registrarse como defunciones por COVID-19.

En el estado, esta disposición no ha sido adoptada y ninguna autoridad ha explicado la razón; tampoco se ha expuesto el manejo de ese tipo de casos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Volver arriba botón
error: Este contenido está protegido. Gracias.