EntérateYucatán

El trabajo de un meteorólogo operativo

Hoy 23 de marzo se conmemora el “Día meteorológico mundial”, en el que se festejan los logros y avances que se han obtenido en materia de tiempo y clima, además de que se concientiza a la población a tomar conciencia sobre el cambio climático y la vulnerabilidad de las personas ante los fenómenos meteorológicos. También se reconoce el trabajo de los meteorólogos para ayudar a la población a planificar su día a día y sobre todo, salvar vidas.

En esta entrega, les explicaremos en resumen el trabajo que hace un meteorólogo operativo diariamente para confeccionar la predicción meteorológica y ser lo más certero posible. Se usan diferentes pasos y se toman en cuenta varios aspectos y metodologías. Existen otras ramas de la meteorología igual de importantes, pero en esta ocasión nos enfocaremos en esta.

Análisis y observación de las condiciones iniciales de la atmósfera

Un meteorólogo tiene que entender cómo se está comportando la atmósfera desde que sale el sol, principal fuente de energía para que funcione el clima. Para esto es importante la observación y el análisis meteorológico utilizando los datos de estaciones meteorológicas en superficie, globos meteorológicos e imágenes de satélite. Con esto se hace un análisis inicial y un diagnóstico de los patrones atmosféricos que dominan dentro de la región dada.

Esto incluye, ubicación de frentes, vaguadas, sistemas de baja y alta presión, posición de la corriente en chorro entre otros. Las variables que se analizan principalmente son la presión atmosférica, vientos, humedad y temperatura.

También se analiza la información detallada que proveen los globos meteorológicos utilizando el diagrama termodinámico. El meteorólogo puede pronosticar si se presentarán tormentas importantes con granizo, viento fuerte o incluso hasta posible formación de tornados. La información del radiosondeo con globos meteorológicos es muy importante, ya que es un análisis tridimensional.

La predicción meteorológica

Una vez teniendo clara la situación inicial de la atmósfera, el meteorólogo recurre a los modelos numéricos de predicción. Una técnica eficaz es comparar las condiciones iniciales de la atmósfera observadas con lo que el modelo ve, y así hacer ajustes y modificaciones al pronóstico para hacerlo más preciso. Las variables meteorológicas más consumidas por el público en general son la temperatura, la lluvia y los vientos, en donde se centra un mayor esfuerzo para hacer el pronóstico.

También se pronostica el desplazamiento de sistemas meteorológicos y condiciones de tiempo severo que puedan generar daños a infraestructuras o amenacen la vida de la población.

Un error muy común de algunos meteorólogos es ver directamente lo que el modelo les muestra sin antes verificar y confirmar lo que realmente se está manifestando en la atmósfera. Es por eso que se pierde mucha precisión, esto debido a que el modelo matemático a pesar de ser muy acertado, no toma en cuenta detalles muy locales que solo un meteorólogo experimentado y conocedor de su zona podría detectar.

Finalmente, llegando a un consenso, se redacta la predicción y se preparan boletines meteorológicos que son distribuidos a los medios de comunicación y público en general.

Con información de Juan Antonio Palma Solís

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.