EntérateYucatán

Distancia, cubre bocas, guantes y ansiedad.

En los últimos 7 días, en Yucatán se han ido adoptando medidas de prevención contra el coronavirus  Covid 19, tales como quedarse en casa y si es necesario salir, tomar distancia, lavarse las manos con agua y jabón constantemente. 

Sin embargo, en la calle cada vez son más los que usan  cubre bocas y guantes, hay hay geles disponibles en cada comercio y por todos los medios se evitan las reuniones, lo que genera en algunas personas la sensación de ansiedad. 

“Por un lado me da vergüenza ponerme el cubre bocas porque sé que solamente lo deben usar los que están enfermos, pero siento que me puede proteger al estar en la calle. Decido no usarlo y al ver a los policías con guantes, con cubre bocas, cuando entro al banco y lo veo cerrado porque solo pueden estar 10 adentro, o entro al supermercado y andan con guantes y cubre bocas o veo a los adultos mayores que son los más vulnerables, siento ansiedad, siento que estoy en una película, parece irreal, todas esas series y películas gringas hechas realidad”, relató una mujer. 

En las calles de la Ciudad efectivamente se observa a los policías usando cubre bocas y algunos traen guantes, a los repartidores de gas también se les ve con cubre bocas: “los comparamos nosotros, andamos girando por todos lados y mejor cuidarnos”. 

Los repartidores, y algunos ciudadanos también siguen con su actividad, pero se “sienten” protegidos con cubre bocas. 

En los bancos y oficinas de trámites, el acceso es limitado a cierto número de personas y con cierta distancia. 

Y el contraste se observa en los trabajadores de la construcción que continúan sus labores, así como adultos mayores y otras personas que salen diariamente a hacer sus trabajos, ya que es imposible detenerse.  

La ansiedad, provocada por la incertidumbre, también es escuchada y observada por quienes han decidido cerrar sus pequeños comercios y por quienes a pesar de la contingencia siguen su labor en las calles. 

La sensación en la Ciudad es perceptible, así como sus contrastes y cada vez es más frecuente la preocupación de los efectos de la crisis y la fuerza que se requiere para salir adelanta.  

El sector turístico, restaurantero, el comercio, servicios, los consumidores, todos los viven y enfrentan diariamente. 

Hasta ayer había 13 casos confirmados en Yucatán y las medidas de prevención se han incrementado, convocando a la población a mantenerse en casa. 

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.