EntérateYucatán

Los negocios que no se detienen.

Aunque la mayoría de las actividades laborales en Mérida se han reducido como medida preventiva por el coronavirus, hay negocios que no se detienen y otros más que continúan porque se ofrecen en línea o por internet.

Los servicios a domicilio de gas, tortillas, comida, agua purificada no se han detenido, y la proveeduría de diversos productos a las “tienditas o tendejones” también continúa, ya que varios consumidores van a las tiendas cercanas de sus colonias.

Estos negocios de necesidades básicas, así como las farmacias, supermercados se mantienen abiertos y con servicios normales y otros que han tenido que cerrar por la contingencia han migrado a internet.

Es el caso de los casinos, que ofrecen sus servicios por internet, así como los profesionales que continúan dando sus talleres, pero en línea.

Clases de yoga, pintura, idiomas, asesorías profesionales en el terreno legal, contable, son algunos de los servicios que se ofrecen de manera personal, pero debido a la contingencia han modificado sus servicios y ahora lo hacen en línea.

Incluso para los adultos mayores, para las embarazadas y madres con bebés pequeños, la compra del supermercado está siendo en línea, aunque deben esperar hasta 3 días para que su pedido esté listo y lo puedan recoger en la tienda, ya que no hay servicio de entrega a domicilio.

Las actividades para niños en línea también abundan y el servicio de noticias más ágil, también es en línea.

Hoy las redes sociales, el internet han permitido que los productos y servicios migren de lo personal a lo digital, incluso la Secretaría de Cultura y las artes ha convocado a los artistas que tienen en línea espectáculos para poder difundirlos.

Y también se han abierto grupos en Facebook con el tema “Mérida en cuarentena”.

Las actividades han ido adaptándose y hay necesidades que no se pueden sustituir.

Incluso hay un llamado a consumir productos locales con entrega a domicilio.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.