CulturaEntérate

1993 EN EL ENTORNO DEL PINTOR VÍCTOR ARGÁEZ

La tarea creativa de Víctor Argáez colapsó, en cierta medida, al perder un apoyo económico que le servía para impartir talleres de artes plásticas en determinadas comisarias. En vez de achicopalarse tuvo la afortunada idea de tomar la calle para continuar su trabajo divulgativo. Se instaló, igual que lo hacen otros ambulantes, en el parque de la Madre. No se la vio fácil. Parecía infructuosa esa decisión. Menudeaban los ires y venires de seguidores suyos y de gente que lo apoyaba. Él, con una persistencia casi franciscana, se mantuvo en la calle, que algunas veces se le impidió su uso para la tarea de la divulgación de las Artes Plásticas. Con el tiempo, las adherencias aumentaron en cantidad considerable. Se fueron sumando gentes del interior del estado que se daban cita ya, en el café del Hotel Caribe, donde además, funciona una peña de trova yucateca.

Esas reuniones con pintores estaban determinadas tanto por el entusiasmo como por el flujo de ideas promocionales y pedagógicas. En síntesis se hablaba de una escuela al aire libre y de buscar galerías para exhibir el producto del trabajo experimental.

Un gran logro del maestro Argáez fue cuando obtuvo la invitación oficial para hacer una exposición en el patio central del Palacio de la Música, donde más de ciento veinte pintores de la península brindaron alguna de sus obras para esa exposición.

Desde 1993 hasta el día de hoy han transcurrido 27 años, y el maestro Argaez sigue incólume en su voluntad de agitar las inquietudes plásticas de infantes, púberes y seres adultos que quieran experimentar con el pincel, el lienzo y la paleta.

Victor Argáez con la trayectoria que tiene y la proyección internacional lograda, es merecedor, más que muchos que la tienen, a cualquiera de esas preseas que otorgan el Ayuntamiento de Mérida en el marco de la Fundación de la Ciudad, o la Medalla Yucatán, aunque esta ultima la han convertido en algo balín y cosa de reparto a amigas y amigos sin mayor trayectoria y menos trascendencia en la historia de las artes y la cultura yucatanense..

Por Víctor Salas

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.