CampecheEntérate

Urge enfrentar gran dependencia energética de México

El presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, Armando Guadiana, advierte que uno de los grandes desafíos del sector energético es el gasto de casi 100 millones de dólares al día en las importaciones de combustibles y gas natural de Estados Unidos.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de marzo del 2020.- El presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República, Armando Guadiana Tijerina, señaló que el futuro del sector energético de México plantea serios desafíos, que se deben abordar de manera urgente y responsable, ante la gran dependencia del abasto de combustibles y gas de Estados Unidos.

Al participar en un foro del clúster de Energía de Coahuila, el senador Guadiana Tijerina manifestó que México presenta un importante desbalance en su matriz energética, con una alta dependencia al petróleo.

“El consumo de petróleo representa el 55 por ciento de las necesidades de energía del país y el gas, el 31 por ciento”, expresó.

“México también presenta dificultades para encontrar grandes yacimientos de petróleo desde el año 1980. La mayor parte de los grandes descubrimientos en México ocurrió entre 1970 y 1980. • En ese período se descubrieron más de 30 mil millones de barriles en reservas probadas”, indicó.

El legislador también expuso que “más del 50 por ciento de la generación de electricidad en México depende de centrales eléctricas que utilizan gas que, en su mayor parte, es importado desde Estados Unidos”.

“Las centrales de combustóleo y de carbón aportan el 20 por ciento de la electricidad del país. Las fuentes renovables sólo aportan el 10 por ciento, y las importaciones de gas desde Estados Unidos han estado aumentando rápidamente desde el año 2012”, agregó.

“Las importaciones de gas llegaron, en octubre de 2019, a más de cinco mil 500 millones de pies cúbicos diarios, con un costo aproximado de 15 millones de dólares al día. La generación de electricidad consume cuatro mil 500 millones de pies cúbicos diarios de gas”, abundó.

Advirtió que “la capacidad de exportación de gas de los Estados Unidos no es amplia; la Administración de la Información de la Energía proyecta que en los próximos 20 años, sólo serán unos 10 mil millones de pies cúbicos al día”.

“México ya absorbe la mitad de la capacidad de exportación de gas de Estados Unidos y este país está incrementando su capacidad de exportación de gas natural licuado a los mercados de Europa y Asía”, asentó.

Alertó también que la dependencia a las importaciones de gasolinas de Estados Unidos se ha incrementado de forma abrupta desde el año 2015.

“México importa más de 700 mil barriles diarios de gasolina de los Estados Unidos. Esto representa un costo de alrededor de 50 millones de dólares al día”, añadió.

“México también está importando más de 300 mil barriles diarios de diésel, que representa un costo de más de 20 millones de dólares al día”, mencionó.

“Los costos de las importaciones de combustibles y de gas de los Estados Unidos superaron los 30 mil millones de dólares en 2018, lo que representa casi 100 millones de dólares al día”, puntualizó.

La situación energética en el mundo

Armando Guadiana también habló de la situación energética en el mundo y manifestó que “a lo largo de los últimos 200 años del consumo mundial de energía, ninguna energía ha logrado sustituir a otra”.

“Cada nuevo tipo de energía que ha aprovechado la Humanidad, sólo se ha agregado a las demás para satisfacer las crecientes necesidades de energía”, explicó.

“A pesar de las fuertes inversiones en energías renovables, el crecimiento del consumo de los combustibles fósiles no ha dejado de aumentar. La energía que más ha aumentado su consumo, en los últimos años, es el carbón, fundamentalmente en Asia. Seguido del gas y del petróleo, el incremento de las energías renovables es marginal”, afirmó.

Aseveró que el balance del consumo mundial de energía presenta un fuerte desequilibrio, predominando el consumo de combustibles fósiles.

“El petróleo es la fuente dominante en el consumo, aportando un 35 por ciento de las necesidades globales. El carbón, el 28 por ciento, y el gas, el 24 por ciento, en conjunto, los combustibles fósiles aportan casi el 90 por ciento del consumo”, comentó.

“La humanidad depende del petróleo, sin embargo, la capacidad de producción mundial está llegando al límite. Ya no se están descubriendo grandes yacimientos de petróleo, como en la década de los 60’s”, aseguró.

“Según Bloomberg, los yacimientos descubiertos en los años recientes son pequeños, en comparación a los descubiertos hace 50 años. Además del problema de los descubrimientos de nuevos yacimientos, la Agencia Internacional de la Energía reporta una importante declinación en la producción de los yacimientos que están hoy en explotación”, subrayó.

“La Agencia Internacional de la Energía se pronostica que la mayor parte del crecimiento de la producción depende del “fracking” de los Estados Unidos. Un reporte del Servicio Geológico de Finlandia confirma también las serias advertencias del pronóstico 2018 de la Agencia Internacional de la Energía”, resaltó.

“Según el estudio de Finlandia, la producción mundial de petróleo puede declinar en los próximos años, ya que la capacidad de incremento sólo depende del “fracking” en los Estados Unidos”, concluyó.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.