CampecheEntérateMéxicoQuintana RooYucatán

Tecnología marca encuestas del INEGI

Exhorto a tener confianza, verificar y participar en el censo

Un dispositivo móvil y un USB son las principales herramientas de trabajo de los encuestadores del Censo de población y vivienda 2020. La tecnología está marcando este Censo; ya que los encuestadores optimizan el tiempo para aplicar el cuestionario, se reduce el tiempo para codificar las respuestas y los ciudadanos pueden verificar en tiempo real que están frente a encuestadores certificados. EstamosAquí Mx entrevistó a uno de los 1,900 encuestadores que se encuentran en Yucatán levantando el Censo y se dimensionó el lugar que ocupa la tecnología en este levantamiento, ya que les ahorra tiempo, les da seguridad porque hay una herramienta para localizarlos en caso de emergencia y le da confianza al ciudadano porque se puede verificar en internet que se trata de un encuestador oficial. “El censo comenzó el lunes 2 y esta semana ha sido buena, en los años que llevo de encuestadora, más de 10, el principal cambio es la tecnología, los cuestionarios se aplican más rápido y en este USB transfiero los resultados, y al estar en internet se los envío al sistema, esto optimiza muchos tiempos y la misma gente se sorprende y dicen ¿ya estuvo?”, relató.

Un dispositivo móvil y un USB son las principales herramientas de trabajo

Paso a paso
Los encuestadores o entrevistadores comienzan con un barrido de manzanas, en él observan las viviendas y detectan si están habitadas o no. Con una metodología del censo van tocando en las viviendas para hacer el censo y aunque no estén en ese momento se coloca una calcomanía en la puerta con la leyenda CENSO 2020, que representa el primer aviso de que se acudió al levantamiento tanto para los ciudadanos como para el supervisor del encuestador. Hacen hasta 3 intentos por encontrar a los miembros de la familia y los encuestadores dejan sus datos para poder coincidir en el horario que mejor le venga a la familia.

Los encuestadores o entrevistadores comienzan con un barrido de manzanas

Confianza

“La tecnología permite que los ciudadanos verifiquen en la página de internet inegi.org.mx que somos encuestadores, porque con nuestro folio sale nuestro nombre y foto. “Es importante que verifiquen y que sientan confianza, además que sepan que nosotros no pedimos INE, ni firmas, sólo que nos reciban en la puerta y respondan el cuestionario, que finalmente sirve para la toma de decisiones”, comentó. Entrevistada durante su horario de comida, Maleny relató que los encuestadores son capacitados para seguir el protocolo, que es no entrar a la vivienda, no atender entrevistas a medios de comunicación sin haber contactado a sus supervisores y no permitir grabaciones durante la realización de la encuesta. “Todos estamos unidos, hay un monitoreo y en las capacitaciones se da el protocolo, es por nuestra seguridad también”.

Por seguridad, los datos del encuestador pueden ser verificados en www.inegi.org.mx/

Favorable
En estos primeros días la experiencia de Maleny ha sido favorable, y ha detectado que el 80 por ciento de las casas están vacías, porque se van a trabajar, por lo que regresa o hace citas para coincidir. “El horario es de lunes a domingo, lo más difícil es cuando estamos en zonas alejadas dónde ir al baño, comprar comida o transportarse es difícil, pero las personas son solidarias al ofrecernos agua, sobre todo las mujeres y hay apertura para responder las preguntas”. Con su sombrero, mochila, chaleco y dispositivo Maleny se encaminó en busca de su siguiente punto para seguir con la labor.

Red
Los encuestadores son el primer eslabón de este esfuerzo por dimensionar cuántos somos, ya que él le reporta al supervisor, éste al responsable de área, luego al coordinador municipal, luego al coordinador de zona y éste al líder de proyecto. La red sigue con el subdirector estatal de estadísticas, luego al coordinador estatal, luego al director regional y de ahí a las oficinas centrales en las diferentes áreas. Esta red es la que permitirá que los resultados estén listos el 4 de noviembre.

El censo concluye el 27 de marzo. La proyección nacional es que somos 127 millones en 36 millones de viviendas. Con este censo se tendrá el dato estadístico del crecimiento migratorio a Yucatán.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.