EntérateQuintana Roo

En riesgo por megaproyecto, Xcacel-Xcacelito, la playa con el mayor valor escénico del mundo

Adriana Varillas| 06 de marzo/ Cancún, Q. Roo.-

Un proyecto para crear playa en una zona rocosa localizada en las bahías de Chemuyil y Chemuyilito, en la Riviera Maya, amenaza las condiciones ambientales y marinas que hacen de Xcacel-Xcacelito, no sólo el Santuario de la Tortuga Marina, sino la playa con el mayor valor escénico en el mundo, certificado que recibió apenas el fin de semana pasado.

En agosto del 2019, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), titulada por Víctor Toledo, autorizó al Grupo Posadas la construcción de palafitos de “muy baja intensidad” en mil 496.79 metros cuadrados, con una zona de dos asoleaderos, en una superficie de cinco mil 450 metros cuadrados.

Además la colocación de estructuras de cierre dentro del mar en un área de mil 638.64 metros cuadrados para formar una caleta de 11 mil 221.08 metros cuadrados y crear playa en donde no existe.

Los trabajos incluyen el relleno permanente de la playa, durante los 50 años de vigencia de la autorización de impacto ambiental. Todo en conjunto abarca obras en 19 mil 806 metros cuadrados, es decir, 1.98 hectáreas.

De acuerdo con el Fideicomiso Chemuyil, promovente del proyecto “Obras complementarias para el desarrollo de servicios turísticos”, se busca dotar de opciones de disfrute en la zona costera de las bahías de Chemuyil y Chemuyilito, ante “la necesidad” de áreas arenosas, seguras, estables y de nado, para los turistas de otra obra denominada “Desarrollo Turístico Ecotur”, autorizada también por la Secretaría al Grupo Posadas y a Promotora Ecotur, el 31 de julio de 2002.

Las obras aprobadas en 2019 colindan con el Santuario de la Tortuga Marina Xcacel Xcacelito y con la Zona Núcleo de la Mega Reserva de la Biosfera del Caribe Mexicano; están dentro la poligonal del Área de Refugio de Especies Marinas de Akumal y están prohibidas por Programa de Ordenamiento Ecológico Cancun  Tulum (POET), aún vigente.

Para el desarrollo del proyecto se requerirá de excavaciones para crear la caleta, de rellenos con arena -que se presume se mezclarán con material pétreo- dragados y la colocación de estructuras en el mar, lo que en suma modificará drásticamente la morfología de la zona costera no sólo de Chemuyil y Chemuyilito, sino de Xcacel-Xcacelito, la principal zona de anidación de la tortuga marina en Quintana Roo.

“Van a modificar al 100 por ciento la costa de Chemuyil y de Chemuyilito, poniendo en riesgo el hábitat de la tortuga marina en Xcacel-Xcacelito y otro sitio muy importante para la población local, conocido como la Playa del DIF-Akumal”, alertó la presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (GEMA), Aracely Domínguez Rodríguez.

La activista reprochó a la Semarnat haber “ignorado” la importancia ambiental, social y cultural de Xcacel-Xcacelito, favoreciendo al Grupo Posadas, a costa de dañar manglares, selva baja con palma kuka, especie endémica y en peligro de extinción; eliminar plantas de Palma chit, excarbar para extraer material de relleno, siendo que la minería está prohibida.

“También autorizó meter tetrápodos en el agua, dragar en el mar cerca de una playa tortuguera, construir sobre la duna, usar la playa de anidación para paso de volquetes de carga para rellenar todo el litoral rocoso y volverlo playa , poner muros de contención a cinco metros de la playa, o sea en Zona Federal Marítimo Terrestre y construir dos espigones -arrecifes artificiales- sin considerar el daño que causará a Xcacel-Xcacelito, nombrada oficialmente la playa más hermosa del mundo”, expresó.

La activista, que lleva más de 20 años encabezando junto con otras organizaciones, académicos y ciudadanía, la defensa de Xcacel-Xcacelito, remarcó que el proyecto fue autorizado por la Semarnat, en contra de las opiniones técnicas del gobierno de Quintana Roo, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y de otras instituciones, que se pronunciaron en sentido negativo.

El 29 de febrero pasado, Xcacel-Xcacelito obtuvo la certificación “Clase 1” de la Red Iberoamericana de Gestión y Certificación de Playas (Proplayas), como la playa con mayor valor escénico en el mundo.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.