EntérateQuintana Roo

Universitarias en Cancún forman Club de Defensa Personal para Mujeres

05 de marzo/ Cancún, Q. Roo

Como medida de autoprotección y ante la escalada de violencia que vive la ciudad de Cancún, estudiantes de la Universidad del Caribe (Unicaribe) formaron un Club de Defensa Personal para Mujeres, a cargo de un instructor y una criminóloga, con apoyo del consejo estudiantil de la institución.

La medida fue iniciativa de una estudiante, en coordinación con la presidenta del Consejo Estudiantil, también universitaria, y respaldada  por la Secretaría de Extensión y Vinculación de la institución.

La estudiante, Iluna Carranza Gonzo, responsable del club, contactó al especialista Christian Grether y a la criminóloga, Marisol Medina Mutul, quienes hace algunos años diseñaron un curso de defensa personal para mujeres, para replicarlo en la universidad.

La primera clase inició a las 10 horas del martes pasado, con 10 asistentes; hoy, llegaron 60 estudiantes y se espera que el próximo sábado acudan más. La demanda del curso ha crecido, al grado en que existe interés en que puedan participar familiares y amistades del estudiantado.

Al hablar de los orígenes del curso de defensa personal, la criminóloga Diana Medina, explicó que durante el tiempo que se desempeñó en la Fiscalía General de Quintana Roo vio muchos casos de mujeres lesionadas, tanto por sus parejas, como por asaltantes o secuestradores.

En ese contexto surgió la idea de promover técnicas que incluyan comprender el proceso del miedo y utilizarlo en la defensa personal.

El instructor, Christian Grether, informó que sirvió cinco años en el ejército de Suiza, institución en donde aprendió diversas técnicas de autodefensa, que adaptó al marco legal mexicano con la asesoría de personal de la Fiscalía y abogados, a fin de que la autodefensa no resulte contraproducente para las víctimas.

El especialista indicó que cualquier mujer puede aprender las técnicas de autodefensa, sin importar su fuerza o estatura; explicó que el 90 por ciento de los ataques se pueden prevenir, toda vez que los agresores siempre optan por el factor sorpresa.

En ese sentido resaltó que, más que elegir a personas delgadas o de baja estatura, los agresores atacan a las personas que van distraídas, con el teléfono celular o escuchando música, por ejemplo, por lo cual subrayó que la gente debe mantenerse alerta y conciente de su entorno.

En octubre de 2015, la Unicaribe vivió uno de los pasajes más dolorosos que recuerde la comunidad estudiantil, con el feminicidio de la joven, Karen Carrasco, asesinato que no sólo conmovió profundamente a Cancún, sino que movilizó una de las protestas más grandes en la historia de la ciudad, en contra de la violencia feminicida que, en ese año, tuvo un repunte importante e incluyó a niñas, jóvenes y adultas mayores.

La universitaria fue agredida y asesinada después de abandonar el plantel, ubicado en una zona de riesgo en la ciudad, cuando se dirigía rumbo a su casa.

Lo ocurrido llevó a la universidad a reforzar sus mecanismos de seguridad. Estudiantes de Ingeniería diseñaron una aplicación denominada “Karen”, que emite alertas a cinco contactos de confianza en casos de agresiones físicas, mediante la detección de gritos y patrones de movimientos corporales, ya sea caídas o empujones.

La institución cuenta con el único protocolo en universidades, para casos de acoso sexual, diseñado con la participación de las propias estudiantes.

También se acordó con las empresas de transporte urbano, que mantengan la última corrida hasta las 22:20 horas, a cambio de permitirles estacionarse dentro de las instalaciones de la universidad, para evitar ser asaltados, lo que durante mucho tiempo provocó que no brindaran el servicio en ese horario.

Y con el gobierno municipal, se gestiona la instalación de un nuevo paradero iluminado, para garantizar la seguridad de la comunidad universitaria y de los operadores de autobús.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.